fbpx

El senador Edgardo Kueider (Frente de Todos-Entre Ríos) se muestra sorprendido. Dice que entiende “el cuco que genera” su proyecto para crear la Agencia Nacional de Sustitución de Importaciones, Valor Agregado, Tecnificación y Exportaciones (ANSI) pero asegura que la iniciativa va exactamente en el sentido contrario de lo que interpretaron los importadores.

“Lo que manifestaron en el comunicado es una preocupación innecesaria. La ANSI no promueve ni contempla políticas de cierre de importación o aumento de aranceles porque ese ha sido uno de los motivos del fracaso de la sustitución de importaciones. Al contrario, lo que busca es generar competitividad, y por esa vía es que se van a sustituir importaciones, no porque lo decretes”, explica durante una larga entrevista con Trade News.

Apenas comienza la charla cuenta que cuando leyó el comunicado pidió una reunión con la Cámara de Importadores porque vio que no interpretaron el sentido del proyecto.

Senador Edgardo Kueider (Frente de Todos-Entre Ríos)

-¿Cómo y por qué surge el proyecto para crear la ANSI?

-Una de las mayores preocupaciones que tenemos todos es la cuestión de la economía y la falta de un desarrollo industrial importante, pero lo central es que nos falta planificación. Al Estado le falta una planificación de mediano y largo plazo. Además, tenemos un problema político: con cada cambio de gobierno empezamos de vuelta. No hay continuidad en algunas políticas que son acertadas.

Convocatoria amplia

La ANSI va en línea con eso, con la elaboración de políticas públicas de mediano y largo plazo, que se surjan de una discusión amplia, con todos los sectores de la economía y la política. Por eso, los planes estratégicos se tienen que elaborar en el área de Planificación Estratégica de la ANSI, donde participan los gobiernos provinciales, organismos del Estado involucrados en la producción y la industria, ciencia y tecnología…

-Es cierto que hay falta de continuidad de las políticas, pero también somos un país sobrediagnosticado y sobreplanificado, pero sin ejecución y con el problema extra de que cuando los planes se elaboran desde algún escritorio de un funcionario sin experiencia en cuestiones cotidianas de la operatoria de una empresa, no se contemplan las necesidades reales de quienes producen…

-Coincido 100%, y de hecho uno de los fundamentos de la ANSI es que sea un organismo autárquico, descentralizado, cuyo presidente lo elija una bicameral del Congreso por 5 años, con lo que está desconectado del mandato presidencial. Y en la planificación estratégica está previsto que participen todos los privados.

En busca de políticas de Estado

-El proyecto se refiere a “desarrollar planes estratégicos de mediano y largo plazo para cada cadena de valor o conjunto de ellas, en concordancia con los objetivos de la ANSI y a los efectos de su cumplimiento, y elevarlos al Congreso de la Nación para su respaldo legislativo”. La Cancillería y otros ministerios y agencias ya hacen algo parecido. ¿No se aumenta la burocracia y el gasto con un nuevo organismo?

-Ocurre que mañana cambia un funcionario y todo lo que estaba armado corre riesgo de que no se cumpla. Más allá de que hay funcionarios que te pueden tocar que son muy eficientes y trabajan de modo articulado, y hay otros que no tanto. Pueden tener muy buena preparación teórica pero llevarlo a la práctica no es lo mismo.

-¿Y por qué la ANSI aseguraría que los funcionarios que estén allí trabajen de modo adecuado?

-El Observatorio -y me dirás ya hay áreas que hacen ese trabajo, que es cierto, por lo que el Ejecutivo tendrá que evaluar si se incorporan a la ANSI para no superponer tareas- se encargará de modo permanente y exclusivo de esta tarea y eso evitará que haya diferentes áreas desperdigadas que están desconectadas.

Cuando conocés el funcionamiento del Ejecutivo sabés que hay muchas políticas que en teoría son transversales y que debería haber una articulación efectiva, pero que eso no siempre pasa.

Viaje en el tiempo

-Es que hasta el término elegido para nombrar al organismo suena anticuado. A fines de los ‘40 se intentó poner en marcha una política de sustitución de importaciones que el tiempo mostró que no funcionó. Si entonces había márgenes de duda, ¿qué queda para hoy, con una realidad global mucho más compleja e interrelacionada, con cadenas de valor que cruzan el mundo, con la certeza de que ningún país puede “vivir con lo nuestro” y con el hecho demostrado de que para poder exportar hay que importar de manera eficiente?

-Noto que te pasa lo mismo (que a la CIRA), tomás el nombre del organismo y de ahí surge como un prejuicio…

-No, no es prejuicio. Si mencionás el concepto de sustitución de importaciones y aparece el Estado haciendo análisis y pidiéndole a las empresas que le informe sus giros comerciales, los costos…

-¡No! Es que estamos teniendo una charla muy suelta. Si vas al Artículo 1, ves de qué se trata la Agencia. Si en vez de ANSI le ponía Agencia de Competitividad y Desarrollo Industrial tal vez el enfoque era otro, pero con la sustitución de importación nos vamos al año 40 y a todo lo que fue un proceso que por momentos fracasó, pero por otros tuvo éxito.

Fracasó porque le erraron en la política. El enfoque era: cerremos las importaciones, arancelémoslas para fomentar el mercado interno. Acá no hablamos nada de eso. No se prohíbe la importación de nada, no está en el objeto ni en el ánimo de la Agencia.

El senador Kueider dijo que presentó el proyecto para la creación de la ANSI en diciembre, por lo que aún “está en pañales”.

Reportes al Estado

-Pero en el artículo 9 del proyecto, por ejemplo, dice que se solicitará “a cualquier organismo o empresa de carácter público o privado, documentación relativa al giro comercial, estructura de costos y rentabilidad de las empresas instaladas en el país”. ¿Para qué se usará información?

-Para el Observatorio, que será el generador de insumos para elaborar los planes estratégicos…

-¿Y las empresas tendrán que sumar esa tarea? ¿Cada vez que necesiten importar algo tendrán que denunciarlo ante la ANSI?

-¡No! Eso ya está. Cuando una empresa importa, toda la información está en la AFIP, por eso se incluye una referencia a la AFIP y al secreto fiscal, porque muchas veces la AFIP no da información a algunos organismos públicos por el tema del secreto fiscal.

Ni multas ni sanciones

Todo eso es para el Observatorio, para que tenga insumos para que el Área de Planificación Estratégica discuta sobre tal cadena de valor, cuál es la estructura de costos, etc, para ver si tenemos capacidad de hacer un plan estratégico para poder reemplazar esa importación y cumplir el objetivo a mediano y largo plazo.

La ANSI no tiene facultad de control, ni cobra multas, ni aplica sanciones.

-Es que todo esto retrotrae casi de modo automático a los tiempos de Guillermo Moreno (ex secretario de Comercio Interior), cuando las empresas tenían que rendir cuentas al Estado y éste decidía quién, cómo y cuándo podía importar según las prioridades que fijaba el Estado.

-No, no, no (enfático). No va para ese lado, al contrario. Por eso si mirás el proyecto se menciona lo del 49% para que el Estado integre una empresa…

-Es otro de los puntos que llama la atención: ¿por qué el Estado debería asociarse con una empresa?

-No quiero que el Estado sea administrador de empresas…

-De hecho no es la función del Estado…

-No, pero ha sido así, lo ha hecho y ha fracasado en administración de empresas de ese tipo.

Volatilidad

-¿Por qué se debería asociar el Estado con un privado?

-Porque puede haber situaciones particulares, porque tenemos una economía volátil -pero el mundo también la tiene- y entonces pueden surgir oportunidades específicas en los que el Estado tenga que fomentar la asociación de empresas o que intervenga aportando los recursos para desarrollar una determinada cadena de valor, por ejemplo. Hablo de escalas muy superiores a las de dar un crédito o beneficios fiscales.

En esos casos el Estado puede participar como socio pero no ser el administrador.

-Los operadores dicen que hace dos semanas que no se otorgan licencias de importación. Los exportadores tampoco están en el mejor momento. Este proyecto parece ser de mediano/largo plazo, pero claramente parece que las urgencias hoy son de corto plazo. ¿No se pueden atender cuestiones puntuales que afectan directamente la competitividad como la tremenda presión fiscal, la adecuación del marco laboral, los derechos de exportación…

-Tengo en carpeta algunos proyectos que tienen que ver con la cuestión laboral y otros temas que no quise incluir en esta iniciativa para no mezclar las cosas.

El objetivo final de la iniciativa es lograr mayor competitividad y con ello aumentar las exportaciones, dijo Kueider.

Vinculación

Entiendo que las últimas medidas del Gobierno son las que llevaron a la Cámara de Importadores a emitir una opinión viendo un cuco porque vinculan las medidas del Gobierno con un proyecto que presenta un senador del Gobierno…

-Y parece bastante lógico en un contexto de creciente intervención estatal y mayores controles. Los operadores explican que ni siquiera reciben respuestas de los funcionarios…

-Vengo trabajando en este proyecto desde hace meses. Justo sale a la luz ahora y se mezcla, en un contexto de importaciones que aunque siempre estuvo complicado, últimamente se agudizó con estas medidas.

De hecho la nota de la CIRA arranca con las medidas que tomó el gobierno nacional y lo ata al proyecto de la ANSI, pero nada más desconectado.

Más que sustitución de importaciones

Entiendo el cuco que genera, pero el proyecto de la ANSI no busca cerrar las importaciones. Si leés el artículo 1 habla de un montón de otras cosas, no sólo de sustitución de importaciones… La sustitución de importaciones pueden ser oportunidades de desarrollo industrial de un rubro, pero no quiere decir que vayas a sustituir todas las importaciones, porque habla de capacitación de recursos humanos, tecnificación de las empresas instaladas o por instalarse con el fin de lograr competitividad para conseguir como objeto final la exportación.

-El concepto de industrialismo también está fuera de época. Hoy los países marcan la diferencia con los servicios más que con los bienes. La OMC revisó la forma de medir el comercio mundial justamente por esto. El caso más paradigmático es el del Iphone: el mayor porcentaje de ganancias queda en EE.UU., donde casi no hay proceso industrial.

-Sí, puede ser. Nosotros tenemos potencialidad en esa materia todavía, así como en los servicios. La ANSI no inhibe eso.

Escapar de la grieta

Uno de los objetivos principales es que se puedan desarrollar planes, que tengan que ser aprobados por el Congreso, y elaborados con la información del sector privado.

Al tener aprobación legislativa salimos de la famosa grieta de discusión partidaria para diseñar proyectos de mediano y largo plazo, de desarrollo, etc, y lo único que tiene que hacer la ANSI luego es ejecutarlos. No se puede salir de la planificación.

-¿Qué presupuesto tendría el organismo y cómo se financiaría? En el proyecto se menciona un Fondo Nacional de Sustitución de Importaciones e ingresos provenientes de impuestos nacionales que pudieran crearse con ese fin específico. ¿Cuánto nos costará a los ciudadanos tener este nuevo organismo?

-No mucho más porque hay áreas del Ejecutivo que hacen parte de lo que propone la ANSI y que deberían ser incluidos.

-¿Eso significa que se disuelven áreas de algunos ministerios?

-Claro, algunas se tendrán que disolver.

-¿De qué ministerios?

-Tendrá que ver el Ejecutivo. Hay muchas áreas que pueden tener que ver con las funciones que tendrá la ANSI. El Observatorio mismo tiene funciones que hoy cumplen otras dependencias. El Ministerio de Desarrollo Productivo tiene algunas áreas que están involucradas ahí.

No mueve el amperímetro lo que puede llegar a insumir de costos la creación de la Agencia si se mira el objetivo final.

Financiamiento propio y para terceros

-¿Tienen una estimación del costo final que tendría el organismo?

-No, eso lo hará la Oficina de Presupuesto y el Ejecutivo, que de hecho está viendo ahora el proyecto. Tendrá que analizar cuáles son las áreas que pueden llegar a superponerse y que debieran integrarse a la ANSI.

-Otro de las facultades importantes de la ANSI es la referida a “brindar financiación de manera directa a través de créditos, subsidios o cualquier otra modalidad, así como facilitar el acceso al financiamiento de desarrollos productivos nacionales que promuevan la inversión y que estén contenidos en los planes estratégicos”. Otra vez, ¿no hay organismos estatales que ya hacen eso? ¿Banco Nación, BICE? ¿De dónde saldrán los fondos y a qué proyectos se financiarán?

-Eso lo determinarán los planes estratégicos. La ANSI financiará con los recursos que cuenta, que son los provenientes de los derechos de importación y exportación, y otros que le asigne el Ejecutivo, o de fondos internacionales.

“En pañales”

-¿Quiénes participaron en la elaboración del proyecto? ¿La iniciativa responde al pedido de algún sector en particular o a una preocupación personal? ¿Cuál es la situación del proyecto en el Senado, hablaste con alguien sobre la idea, está próxima a tratarse?

-En el Senado está en pañales. Lo presenté en diciembre y hasta entonces no lo conocía nadie. Lo trabajé con mi equipo de acá y de la provincia sobre la base de esas cuestiones que vengo viendo desde hace mucho, habiendo integrado y conociendo cómo funciona el Ejecutivo, la burocracia y cómo fue todo el tema de la sustitución de importaciones, con sus aspectos positivos y negativos. Y también el impacto negativo de ir al otro extremo, el de la apertura total, sin haber terminado de desarrollar nada. Hacer una apertura salvaje…

-¿Te referís al gobierno de Macri?

-Pasó antes, en la época de Martínez de Hoz. Macri también hizo lo suyo, pero el golpe más fuerte fue en aquél momento.

El proyecto está recontra abierto. Si hace falta se modificará y recontra modificará. Es un borrador. Es poner el tema en agenda y generar la discusión.

En el Senado tenemos mucha apertura con muchos senadores para introducir modificaciones. Es una iniciativa mía, no me mandó el Ejecutivo a presentarla.