La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) emitió la Instrucción General 6/2024 que afecta la regulación y las prácticas en materia de comercio exterior.

La norma abroga las instrucciones de la Aduana números 7/2022 y 19/2023, que establecían pautas para abordar la falta de ingreso de divisas al Banco Central de la República Argentina por parte de exportadores. 

Con la promulgación del DNU 70/2023, se introdujeron cambios significativos en el Código Aduanero, eliminando barreras y restricciones estatales para promover el comercio. 

En tal sentido, el DNU derogó el artículo 97 del Código Aduanero, sobre el que se basaban las instrucciones anteriores, y modificó los requisitos y condiciones para los operadores de comercio exterior, así como el régimen disciplinario y las sanciones aplicables.

En consecuencia, la AFIP abrogó tales instrucciones y estableció nuevas pautas procedimentales para las actuaciones en trámite. 

A partir de ahora, las áreas competentes archivarán las actuaciones que estén en curso en base a las instrucciones anteriores, al tiempo que la Dirección de Gestión del Riesgo continuará analizando la información del Banco Central para la gestión de riesgo aduanero, en línea con la Resolución General 2605/2009 de la AFIP.

¿Qué medidas se establecieron en la Instrucción General DGA N° 7 de 2022 en caso de detectar exportaciones sin ingreso de divisas?

La Instrucción General DGA N° 7 de 2022 estableció que en caso de detectar exportaciones sin el correspondiente ingreso de divisas al Banco Central de la República Argentina, las áreas competentes de la Dirección General de Aduanas debían aplicar, mediante una resolución fundada y en función de las particularidades de cada caso, las medidas previstas en el artículo 97 del Código Aduanero.

Sin embargo, el artículo 97 del Código Aduanero ha sido derogado por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 70/23, por lo que las medidas específicas que se aplicaban en virtud de la Instrucción General DGA N° 7/2022 ya no están vigentes.

¿Qué cambios se han realizado en el régimen disciplinario y las sanciones aplicables a los operadores de comercio exterior?

Los cambios realizados en el régimen disciplinario y las sanciones aplicables a los operadores de comercio exterior se encuentran en el DNU 70/23 N° 70/23. Este decreto ha modificado sustancialmente los requisitos y condiciones de actuación de los importadores y exportadores, así como el régimen disciplinario y las sanciones aplicables a estos sujetos.

En particular, el artículo 108 del decreto derogó el artículo 97 del Código Aduanero, que era parte del régimen disciplinario y establecía medidas para casos de falta de ingreso de divisas al Banco Central de la República Argentina por parte de los exportadores. Como resultado de estas modificaciones, se ha eliminado la necesidad de inscripción en registros para solicitar destinaciones aduaneras y realizar operaciones de comercio exterior, lo que implica una simplificación de los procesos y una reducción de las barreras para los operadores de comercio exterior.

Además, se ha abrogado la Instrucción General N° 7/2022 (DGA) y su complementaria, la Instrucción General N° 19/2023 (DGA), que establecían pautas de trabajo en relación con la falta de ingreso de divisas por parte de los exportadores.

En resumen, los cambios se centran en la eliminación de registros previos para operar en el comercio exterior, la derogación de artículos clave del Código Aduanero que servían de base para el régimen disciplinario, y la abrogación de instrucciones generales que regían el procedimiento en caso de incumplimientos en el ingreso de divisas por parte de los exportadores.

¿Cuál es la nueva normativa que regula la gestión de riesgo aduanero y cómo se utiliza la información del Banco Central?

La nueva normativa que regula la gestión de riesgo aduanero se encuentra en la Resolución General N° 2605 de la AFIP, que incorpora la directiva 33 de la Comisión de Comercio del MERCOSUR del 13 de noviembre de 2008, titulada “Norma Relativa a la Gestión de Riesgo Aduanero”.

De acuerdo con esta normativa, la Dirección de Gestión del Riesgo, dependiente de la Subdirección General de Control Aduanero, realiza un análisis masivo de información, utilizando los datos proporcionados regularmente por el Banco Central de la República Argentina. Este análisis tiene como objetivo caracterizar a los operadores que tienen incumplimientos con el Banco Central.

El proceso genera una marca sistémica que se comunica diariamente a las áreas de riesgo regional y a las áreas de investigaciones para que puedan ejercer sus funciones. Además, la información se utiliza para detectar exportadores potencialmente inconsistentes y se remite a la Dirección General Impositiva para su intervención en el ámbito de sus competencias.