fbpx

Un arbolito navideño en la puerta de una fábrica china cuesta 8,90 dólares. Si alguien quiere comprar el mismo producto en una tienda argentina deberá pagar alrededor de US$85.

¿Cómo se llega a multiplicar por 10 el valor? Además del viaje (flete incluido), se suman impuestos en el origen y una frondosa burocracia con numerosos costos a la hora de tocar suelo argentino.

Un informe elaborado por la consultora Focus Market, ilustra en detalle el circuito –y los costos- que recorre la importación de un árbol de Navidad desde China a la Argentina.

El trabajo estima la compra de 1076 árboles de Navidad, de 1,80 metros de altura, embalados en cajas de 0,056628m3, en un contenedor de 40 pies.

Multiplicar x 10

“En un ejemplo muy simple, como la importación de arbolitos navideños, se observa la cantidad de impuestos y carga burocrática que implica realizar una actividad de comercio en la Argentina, donde el precio entre origen y destino puede multiplicar su valor inicial hasta 10 veces”, dice Damián Di Pace, Director de la Consultora Focus Market.

La situación genera más costos todavía cuando se trata de insumos y materias primas esenciales para finalizar un proceso de producción, lo que genera una pérdida de competitividad y productividad enorme haciendo más caro los bienes para los argentinos y más cara la producción local que luego se intenta exportar, agrega Di Pace.

En China

En el paso a paso que se describe en el informe de Focus Market, el camino comienza en China:

  • En la puerta de la fábrica en China, se paga por cada arbolito de Navidad 8,90 dólares (el equivalente a 941 pesos argentinos, dólar oficial Banco Nación).
  • Luego se abona en tierra un impuesto + flete marítimo (Yantian, China a Buenos Aires) de US$15.450, el cual no es deducible.

En Argentina

  • Ni bien el barco toca suelo argentino, el primer impuesto a pagar es el de Recepción de contenedor de Importación (Terminal 4  + carga sobre camión con un costo deducible de US$139,10, y un costo no deducible de US$570,35.

A partir de allí vendrá la segunda etapa de la travesía para que el arbolito navideño llegue a un hogar.

El estudio de Focus Market describe la “lista de impuestos y trámites burocráticos” en Argentina:

  • Traslado desde Depósito Fiscal para nacionalización (incluye: transporte Terminal-Depósito Fiscal + Desconsolidado de Mercadería + Carga sobre Camión + Devolución, con un costo deducible de US$215,25 y un Costo No Deducible de US$1025.
  • Despacho de Aduana (solamente servicio del Despachante) con un costo deducible de US$73,50 y un costo no deducible de US$350.
  • Impuestos por pago de tributos de Derecho de Importación (sobre CIF puesto en Buenos Aires) de US$47 y un costo no deducible de US$25,50.

A su vez, luego vendrán los impuestos con porcentajes de participación sobre la carga facturada al ingreso en puerto:

  • Derechos de Importación Extrazona 20%.
  • Tasa de Estadística 3%.
  • IVA 21%.
  • Impuesto a las Ganancias 6%.
  • Ingresos Brutos (IIBB) 2,5%.

Estos impuestos suman un total de costo deducible de US$ 7261,50 y un total de costo no deducible de US$3939,75.

La entrega de los árboles de Navidad terminará en un local mayorista de Moreno, por lo que desde el Puerto de Buenos Aires (Dock Sud), y calculando un radio de 30km, esa operación tiene un costo deducible de US$45,15 y un total de costo no deducible de US$215.

Al llegar al mercado minorista en una juguetería del barrio de Flores, en la Ciudad de Buenos Aires, el mismo árbol de Navidad de 1,80m de altura cuesta este año 8999 pesos (el equivalente a 85 dólares según el cambio oficial de Banco Nación), mientras que en 2020 su valor era de $6250 (lo que representa un incremento de 44%).