Producto de la fuerte sequía que afectó a todo el ciclo agrícola, la cosecha para la temporada 2022/2023 será 26,9% menor que la del ciclo anterior (104,1 millones de toneladas), la menor de los últimos once ciclos en la Argentina.

El último informe de IES Consultores, destaca algunos datos:

  • La siembra de la campaña 2022/2023 totalizó 40,9 millones de hectáreas, con una merma anual de 2%.
  • La producción agrícola nacional proyectada para 2022/2023 es de 104,1 millones de toneladas, 26,9% menos respecto de 2021/2022 debido a la fuerte sequía.
  • La cosecha de oleaginosas se proyecta en 37,3 millones de toneladas, un desplome de 24,4% respecto de 2021/2022.
  • En 2022, las exportaciones agrícola en valores verificaron un crecimiento de 8% (US$42.043,8 millones), mientras que los despachos en cantidades cayeron anualmente 6,3% (96,5 millones de toneladas),
  • Los precios internacionales de los granos fueron récord en el promedio de 2022 para la soja, el maíz y el trigo, manteniéndose en elevados valores en el inicio de 2023, aunque con una leve tendencia a la baja en el bimestre.

Alejandro Ovando, Director de IES Consultores, advirtió que con ese panorama, el sector agrícola “quedará descapitalizado de cara a la siembra de la campaña 2023/2024″.

Siembra

Como se mencionó, la siembra de la campaña 2022/2023 totalizó 40,9 millones de hectáreas (lo que se traduce en una reducción de 2%).

Los analistas de IES Consultores explican que la menor implantación del actual ciclo es producto de la caída de siembra de maíz y de trigo, que domina la suba en cebada, girasol y soja.

En el ciclo 2022/2023, la participación de la siembra de cereales fue de 53,2% (55,1% en 2021/2022), mientras que las oleaginosas participaron con el 46,8% del área agrícola nacional (44,9% en 2021/2022).

La siembra total de cereales del ciclo 2022/2023 totalizó 21,5 millones de hectáreas, una caída anual de 5,4%, con retracciones en la implantación de trigo, maíz y sorgo, y un aumento en cebada.

La superficie sembrada con granos oleaginosos en la campaña actual aumentó 2,3% (18,9 millones de hectáreas) tras caer seis ciclo consecutivos, en línea con el incremento en la implantación de soja y de girasol.

Cosecha

La producción agrícola nacional proyectada es de 104,1 millones de toneladas para la campaña 2022/2023, un descenso de 26,9% respecto de 2021/2022 debido a la fuerte sequía.

La producción de cereales proyectada del actual ciclo sería de 66 millones de toneladas (puede ser menor por el impacto de la sequía), volumen que representaría una contracción del 28% con relación a la campaña previa, en concordancia con la caída en la cosecha de trigo y maíz, los principales cultivos.

La cosecha de oleaginosas se proyecta en 37,3 millones de toneladas, un desplome de 24,4% respecto de 2021/2022.

El inicio de la recolección de soja muestra valores dispares, aunque en la franja central de Córdoba y centro-sur de Santa Fe, las pérdidas productivas son extremas. La estimación de cosecha es de 31 millones de toneladas, una contracción de 29,3% respecto de la campaña anterior (será la cuarta caída consecutiva).

Ante la mala cosecha, será necesario importar soja para abastecer la industria aceitera

Comercio exterior

El año pasado, las exportaciones agrícolas en valores verificaron un crecimiento de 8% (42.043,8 millones de dólares), mientras que los despachos en cantidades cayeron anualmente 6,3% (96,5 millones de toneladas), aunque la caída es contra el récord en toneladas de 2021.

En enero de 2023, las exportaciones del sector totalizaron US$1885,7 millones, una caída anual de 32,1%.

En 2022, se exportaron 55,3 millones de toneladas de cereales por un valor de US$15.439,3 millones, un descenso de 3,7% en volúmenes y un aumento de 13,5% en valores respecto del año previo.

Con respecto a las oleaginosas, en este período se exportó un total de 6,3 millones de toneladas de granos por un valor de US$4209,1 millones, lo que representó una suba de 1,5% en cantidades y de 11,6% en valores con respecto a 2021.

Precios

Los precios internacionales de los granos fueron récord en el promedio de 2022 para la soja, el maíz y el trigo, manteniéndose en elevados valores en el inicio de 2023, aunque con una leve tendencia a la baja en el primer bimestre.

En los primeros dos meses de 2023, los precios de la soja FOB Golfo verificaron un alza promedio del 1,4% con relación al mismo período de 2022, y acumulan un aumento de 0,8% a febrero.

En el acumulado a febrero de 2023, la soja FOB Golfo cotizó en promedio a US$605 la tonelada (en febrero el precio medio fue US$603 por tonelada, una caída anual de 4,9%).

En 2022, la soja verificó una cotización promedio de US$626 por tonelada (el mayor valor histórico), creciendo desde el promedio de 2021 de US$542 por tonelada. El precio interno de la soja (en pesos) acumuló una suba promedio del 76,8% el año pasado.


Imagen de portada: Julio César García en Pixabay