fbpx

En 2021, los aeropuertos del mundo perdieron más de 83.100 millones de dólares en ingresos.

Los datos difundidos por el Consejo Internacional de Aeropuertos Mundial (ACI World) se conocen en momentos en los que el sector parecía encaminado a alcanzar un punto de inflexión en la recuperación de los viajes tras la profunda crisis provocada por la pandemia. Sin embargo, el conflicto generado a partir de la invasión de Rusia a Ucrania, aumenta la incertidumbre y obliga a ensayar proyecciones “prudentes”, según los expertos.

Fuentes de la industria describen al tráfico aéreo como la “savia del negocio aeroportuario”, ya que prácticamente todos los ingresos aeronáuticos se dan en función directa del tráfico e incluyen las tasas relacionadas con los pasajeros y las aeronaves, que se cobran a los operadores aéreos.

Menos tráfico, menos ingresos

Lógicamente, a medida que el tráfico disminuye, los ingresos por tasas se reducen proporcionalmente.

Los ingresos no aeronáuticos, por su parte, que incluyen flujos como las concesiones de venta al por menor, las tiendas libres de impuestos, estacionamientos y la comida y bebida, también están muy vinculados al tráfico de pasajeros y al rendimiento.

Como los aeropuertos tienen poca flexibilidad en los gastos de explotación, pero también tienen costes de capital que son en gran medida fijos, la crisis actual representa un desafío sin precedentes para la viabilidad financiera de la industria aeroportuaria, señalan desde ACI World.

Antes del brote del virus se esperaba que la industria aeroportuaria generara en 2022 más de US$175.800 millones en ingresos. Sin embargo, el prolongado efecto de la crisis generada por la pandemia seguirá afectando la recaudación de los aeropuertos también durante este año, reduciéndolos en US$60.800 millones adicionales (de ese modo, este año alcanzarían el 72,6% de los niveles registrados en 2019).

Tensiones geopolíticas

Desde ACI World explicaron que a pesar de que la recuperación es más lenta de lo previsto y de que persisten los problemas financieros, la relajación de las restricciones a los viajes en los principales mercados de la aviación aportaba cierto optimismo e impulso renovados, hasta que se agudizaron “las nuevas tensiones geopolíticas”.

De acuerdo con los números de la organización, la crisis eliminó el año pasado alrededor de 5400 millones de pasajeros en comparación con la línea de base proyectada (la previsión anterior a la pandemia), lo que representa una pérdida del 55% del tráfico mundial de pasajeros.

El cálculo, que significa menos de la mitad de viajeros de los que había en 2019, señala un tráfico de sólo 4400 millones (48,3%) de los 9200 millones de pasajeros atendidos hace dos años.

El ingreso de los aeropuertos está directamente relacionado con el tráfico.

Impulso nacional

El tráfico nacional continuó impulsando la recuperación, alcanzando cerca de 3400 millones de pasajeros (63,4% de los niveles de 2019). El volumen de tráfico internacional de pasajeros se retrasó significativamente con respecto a la recuperación del tráfico nacional en 2021 y se estima que sólo alcanzará un total de 1050 millones de pasajeros para el año (apenas 27,8% del nivel de 2019).

Si las cosas estaban complicadas el año pasado, las proyecciones para 2022, aún antes de la guerra en Ucrania, alertaban sobre la lentitud de la recuperación.

“El impulso dado por los planes de reapertura tendrá sin duda un impacto positivo en la recuperación económica mundial”, explicaron en ACI World.

Los expertos señalan que el rendimiento de la economía mundial se aceleró en los últimos meses de 2021 al eliminarse más restricciones por la pandemia, lo que facilitó el comercio de bienes y permitió el crecimiento de los sectores manufacturero y de servicios.

Sin embargo, desde la asociación comercial que cuenta con 717 miembros que operan en 1950 aeropuertos de 185 países, se muestran prudentes ante la posibilidad de que la recuperación se enfrente a múltiples vientos en contra, como las nuevas variantes potenciales, los altos precios del crudo, el aumento de la inflación o las interrupciones de la cadena de suministro, más allá de que los conflictos armados -como la situación actual en Ucrania-, y el aumento de las tensiones geopolíticas en todo el mundo también podrían frenar la velocidad y la magnitud de la recuperación, detallan.

Viajes, comercio y turismo

“Los países están introduciendo ahora medidas por las que ACI ha estado abogando durante meses: la implementación de enfoques basados en el riesgo y la evidencia para un retorno seguro de los viajes. ACI pide ahora a los gobiernos de todo el mundo que suavicen las restricciones para restablecer los viajes, el comercio y el turismo. Durante esta fase de transición, es fundamental el compromiso continuo con la reanudación segura de los viajes, incluido el de los reguladores nacionales e internacionales”, dijo el Director General de ACI World, Luis Felipe de Oliveira.

Quedan en claro los efectos devastadores y sin precedentes que la pandemia y las restricciones a los viajes generaron sobre la industria aeroportuaria y todo el ecosistema del transporte aéreo.

Tras una década de crecimiento constante y sólido del tráfico mundial de pasajeros, la pandemia prácticamente detuvo la actividad en los aeropuertos de todo el mundo en el segundo trimestre de 2020.

Números de 1997

Como resultado, el número total de pasajeros para el año se redujo drásticamente a partir de 2019, a un nivel que los aeropuertos del mundo no habían visto desde 1997.

El Covid-19 sigue siendo una “crisis existencial” para los aeropuertos, las compañías aéreas y sus socios comerciales. Incluso con los esfuerzos masivos de vacunación, el mercado mundial de viajes sigue estando significativamente por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

La velocidad de la recuperación sigue dependiendo fundamentalmente de diferentes –y muchas- partes, y del nivel de coordinación entre los gobiernos. Ahora, a ese complejo panorama, se suma el condimento de las tensiones geopolíticas globales.