fbpx

De acuerdo con el último informe de FIEL sobre la evolución de la producción fabril, la industria interrumpió su proceso de caída luego del desplome del 4,6% en 2019.

El Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora la consultora, registró en 2019 un retroceso de 4,6% respecto al año anterior, encadenando dos años de contracción.

Los datos preliminares de 2020 destacan que la producción repitió la interrupción de la caída interanual, mostrando una mejora de 4,8%.

“Es importante tener presente que los niveles de producción del primer trimestre suelen estar afectados por paradas técnicas de mantenimiento y vacaciones ‐y que en 2019 incluso se anticiparon a diciembre‐ afectando la comparación. Así en el mes mostraron mejoras la producción automotriz (39,2%), la producción de químicos y plásticos (14,6%), la metalmecánica (5,6%), la producción de papel y celulosa (2,5%), los insumos textiles (2%), el proceso de petróleo (0,9%) y los alimentos y bebidas (0,5%), en cada caso en comparación con enero del año anterior”, aclara FIEL.

En cambio, los despachos de cigarrillos retrocedieron 5,4%, mientras que la producción de minerales no metálicos lo hizo 5,8% y la siderurgia 11,1%, sobre la misma base de comparación.

Comportamiento de 2019

“El escenario de caída generalizada de la actividad de fines de 2018 no se modificó a comienzos de 2019. En meses sucesivos, sin embargo, comenzaron a observarse mejoras interanuales en ramas puntuales como la producción de alimentos y bebidas y en la refinación de petróleo”, explicó FIEL en un comunicado.

Según sus datos, el IPI de diciembre mostró un freno en la caída interanual al avanzar 3,4%. Respecto de noviembre, se observó un alza de 0.4% ajustado por estacionalidad.

En 2019, el ranking de crecimiento sectorial fue liderado por la refinación de petróleo que avanzó 1,3% respecto al año anterior, mientras que el sector de alimentos y bebidas acumuló un mejora de 1,1% respecto a 2018.

Tres ramas de actividad mostraron un retroceso anual: insumos textiles (‐0,9%), metalmecánica (‐3,4%) y papel y celulosa (‐4,6%).

Caídas superior al promedio

Una caída más pronunciada que el promedio se observó en los despachos de cigarrillos (‐4,7%), los insumos químicos y plásticos (‐5%), los minerales no metálicos (‐6%) y la producción siderúrgica (‐8%).

Pero con números realmente lejos del resto se ubicó la industria automotriz, con un brutal desplome del -32,9%.

En el corto plazo el interrogante que se plantea es la sostenibilidad de los resultados de frágil recuperación observados en diciembre y enero. En este escenario es prematuro establecer el impacto neto sobre la actividad industrial.

Por último, inversiones y exportaciones han quedado momentáneamente relegados como ejes prioritarios de la recuperación industrial.