fbpx

El ritmo de la expansión de capacidad de las terminales de contenedores en todo el mundo sufrirá una contracción de por lo menos un 40% en los próximos 5 años.

Así concluye la consultora especializada Drewry, tras analizar los impactos de la pandemia y proyectar sus consecuencias, donde destacan la profunda desaceleración de los movimientos inducida por la irrupción del coronavirus en la actividad portuaria, y de acuerdo a los informes publicados por los principales operadores.

“Se proyecta que la capacidad global crecerá a una tasa anual promedio de 2,1% durante los próximos cinco años, lo que equivale a 25 millones de TEU adicionales por año, lo que está muy por debajo del crecimiento registrado en la última década, cuando el aumento anual promedio fue de más de 40 millones de TEU al año”, destaca el informe.

Para América Latina se proyecta un crecimiento del movimiento de contenedores que se ubica por debajo de las principales economías en desarrollo: un 2,9% de incremento, para pasar de los 48 millones de TEU de 2019 a los 56 millones de TEU operados para los próximos 5 años.

América del Norte y Europa

De esta manera, la región sólo supera en ritmo a economías maduras y desarrolladas tanto en infraestructura portuaria como en comercio internacional: tanto América del Norte como Europa registrarán en el próximo lustro un aumento del 2,3% de sus operaciones. En el caso norteamericano, la actividad saltará de 69 a 77 millones de TEU, mientras que los movimientos europeos se incrementarán de los 140 a los 157 millones de TEU.

La tasa promedio anual de crecimiento de las operaciones portuarias –impulsadas por China y los mercados de Asia Pacífico– rondará el 3,5%, con un despliegue proyectado de 951 millones de TEU para 2024; en 2019, la operación global sumó 801 millones de TEU.

No obstante, Drewry advierte que “persisten los riesgos para esta perspectiva si un resurgimiento en los casos de COVID-19 causa más bloqueos económicos generalizados”.

“Los grandes proyectos de expansión y los proyectos de nuevas construcciones que están en obra y que se pondrán en marcha en 2020 y 2021 pueden enfrentar retrasos menores debido a interrupciones en las cadenas de suministro mundiales durante el primer semestre de 2020”, dijo Eleanor Hadland, autora del informe y analista senior de puertos y terminales de Drewry.

Suspensión o cancelación

“Sin embargo –continuó– los proyectos que se encuentran en una etapa de planificación, donde los contratos de construcción y los pedidos de equipos aún no se han presentado, es más probable (que se de) la suspensión o cancelación si las condiciones del mercado siguen siendo malas”.

En este contexto, el operador PSA Grupo –con sede en Singapur y presencia en la Argentina en Exolgan– se mantuvo como líder con una operación de 60,4 millones de TEU.

“Hutchison Ports (controladora en Puerto Buenos Aires de Bactssa) vio caer los volúmenes en más del 2% y volvió a caer al cuarto lugar. DP World (accionista de Terminales Río de la Plata en Puerto Nuevo), con un rendimiento de 2019 sólo marginalmente por encima de los niveles de 2018, también cayó una posición. China Cosco Shipping y APM Terminals (dueña de Terminal 4 en Buenos Aires) informaron un fuerte crecimiento en los volúmenes, y ambos subieron en la tabla para tomar el segundo y tercer lugar respectivamente”.

Cuatro de los principales cinco operadores mundiales de terminales de contenedores operan en la Argentina.

Un Comentario

Dejar un comentario