fbpx

Las disrupciones que están transformando el comercio internacional desde hace años tienen, sin dudas, a la digitalización entre sus principales factores desencadenantes.

El transporte internacional es uno de los ámbitos donde más se observan estas tendencias; en particular, los operadores logísticos están a la cabeza en la implementación de servicios de base tecnológica para brindar mayor valor agregado a sus clientes.

Digitalización y freight forwarding

Hace ya varios años irrumpió la figura de los llamados freight forwarders digitales.

El enfoque principal se centraba en mejorar la experiencia del cliente en el acceso a información sobre servicios disponibles, gestionar cotizaciones y realizar reservas, redundando esto en beneficios también para el área comercial del operador logístico.

En este proceso han tomado impulso no sólo los freight forwarders puramente digitales (nacidos como tales), sino también plataformas online desarrolladas por las navieras y freight forwarders tradicionales para intensificar la experiencia digital de sus clientes.

Sondeo inicial sobre el sector

El objetivo de este artículo es transmitir algunas apreciaciones generales sobre la estructura y estado de situación de este subsegmento, luego de una interacción inicial con varios de sus jugadores.

En este sentido, no se trata de analizar los servicios que ofrecen cada uno, ni de realizar algún tipo de valoración individual por lo que resulta innecesario mencionarlos explícitamente.

Sí es oportuno remarcar dos aspectos netamente descriptivos:

  • Son originarios de distintos países, siendo algunos de ellos Argentina, Reino Unido, Holanda, Alemania y España.
  • Algunos de ellos han surgido específicamente como freight forwarders digitales, y otros son plataformas digitales impulsadas por navieras y freight forwarders

Observaciones

Las primeras interacciones con estos servicios digitales permiten identificar algunas características interesantes. A continuación, un listado con una recopilación de las situaciones observadas, sin que ello signifique que sean comunes a todos los operadores con los que se interactuó:

  • Assesment del cliente: las comunicaciones iniciales (principalmente por e-mail, y luego videollamadas) consistieron básicamente en una calificación preliminar del cliente por parte del operador logístico. Este punto no difiere de la práctica habitual de cualquier comercial de cualquier sector.
  • Servicio al cliente: no se percibe aún con claridad cómo sería el soporte en términos de customer service, especialmente ante problemas y contingencias operativas.
  • Las digitalización, al tope de las disrupciones que están transformando el comercio internacional. Imagen de Jason Goh en Pixabay

    Volúmenes mínimos: requerimiento de volúmenes mínimos por encima de los cuales sería más conveniente operar, midiéndolos en toneladas aéreas, metros cúbicos en LCL y teus en FCL.

  • Tráficos no disponibles: no todos operan todos los tradelanes; esto es específico de los freight forwarders nacidos puramente como digitales. Es decir, se percibe que no han surgido a escala global desde un inicio.
  • No disponibilidad para empresas: también se identificó un caso en que la plataforma tecnológica está destinada a forwarders tradicionales, para apoyarlos en su proceso de digitalización, sin estar disponible aún para uso directo por parte de exportadores e importadores.
  • No disponibilidad para todas las operaciones: otras de las situaciones observadas ha sido que uno de los freight forwarders digitales no estuviese disponible aún para exportación, sino sólo para importación.
  • Interrelación entre operadores: igualmente mencionable es que uno de los freight forwarders digitales brinde los precios disponibles en la plataforma digital de una naviera, y el correspondiente redireccionamiento a su web para realizar el booking.

Interrogantes

Los aspectos antes descriptos plantean algunos interrogantes sobre la situación actual y la posible evolución de la digitalización del freight forwarding.

  • ¿El freight forwarder digital es una figura que debería nacer sí o sí a escala global desde un principio? ¿Son procedentes estas etapas preliminares, en las que van escalando hasta cubrir todos los tradelanes?
  • ¿La digitalización por parte de los operadores tradicionales y las navieras es una amenaza para los freight forwarders digitales? ¿Impedirán que la figura del freight forwarder digital se consolide definitivamente en el mercado?
  • ¿La evolución natural de la digitalización en este sector es que las plataformas digitales se conviertan en una suerte de ERP de logística internacional? Por ejemplo, pensando en la gestión documental con soporte blockchain, cadenas de aprobación, etc.
  • ¿Las actuales prácticas tarifarias y de servicios disponibles dentro del sector naviero pueden estar menoscabando los beneficios de tener un cotizador automático online ofrecido por un freight forwarder digital?