fbpx

La Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca hizo lugar a la cautelar solicitada por Compañía Sudamericana de Dragados en contra del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca por la licitación del dragado de mantenimiento y profundización del canal de acceso al puerto.

Se trata de la licitación 4/2019, que el consorcio portuario había adjudicado a la UTE integrada por la holandesa Van Oord y la argentina Dyopsa, y que había sido impugnada por Sudamericana, que resultó segunda en el concurso.

Sudamericana argumentó que Dyopsa incurrió en las “incompatibilidades” previstas por el punto 17 del pliego de licitación, al poseer deudas fiscales y previsionales al momento de licitar.

La Cámara instruyó al Consorcio a “excluir como oferente de la licitación pública 4/2019 a la UTE integrada por Van Oord Dredging y Dragado y Obras Portuarias (Dyopsa) en los términos del considerando 13, y en consecuencia declarar la ilegitimidad del acto de adjudicación de fecha 28/8/19”.

Asimismo, la Justicia federal dispuso que se reanude “el trámite licitatorio que fuera oportunamente suspendido por este Tribunal, que deberá continuar según su estado, de acuerdo a las ofertas presentadas”.

Antecedentes

Sudamericana objetó la adjudicación y denunció que Dyopsa se presentó a la licitación con deudas impositivas y de seguridad social en ARBA, AFIP y Anses por más de 20 millones de pesos, pero el Consorcio rechazó el planteo y siguió con el acto administrativo.

No obstante, decidió recurrir al informe de una comisión legal externa encabezada por el estudio Bulit Goñi/Lema Abogados.

La consultoría avaló la postura del consorcio al aseverar que sobre Dyopsa no pesaba una decisión administrativa o judicial firme que la declarara deudora morosa en materia impositiva o previsional.

El estudio privado advirtió, además, que al tiempo de finalizar el informe, Dyopsa ya no contaba con deudas.

Etapa judicial

Sudamericana recurrió el informe, remitió cartas documentos a todos los miembros del Directorio y presentó una medida cautelar.

El amparo fue rechazado en primera instancia por considerar “incompetente” a la justicia federal en los planteos elevados.

Sudamericana apeló la decisión judicial argumentando “interés federal” en las tareas del contrato: navegabilidad, circulación interjurisdiccional y tráfico marítimo, es decir, cuestiones de almirantazgo propias de la justicia federal.

La Cámara Federal de Apelaciones hizo lugar al recurso presentado y confirmó el fuero federal para dirimir la cuestión.

Fallo

Al recibir el planteo, la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca ordenó suspender el proceso licitatorio para verificar la “legalidad y transparencia” de la licitación y solicitaron las actuaciones íntegras vinculadas con el acto administrativo.

Finalmente, el 8 de este mes, los jueces de Cámara Pablo Candisano Mena y Pablo Esteban Larriera le dieron la razón al planteo de Sudamericana, que se adjudica entonces el dragado licitado.

Consultado por Trade News, el presidente del consorcio portuario Miguel Donadio manifestó: “La justicia encarece el contrato de dragado con argumentos endebles no compartidos por ningún operador del derecho. Llamativo”.

En tanto, desde Compañía Sudamericana de Dragados declinaron realizar comentarios al cierre de esta edición.

Un Comentario

  • Pedro dice:

    La nota omite comentar sobre el ahorro que generaba el hoy impugnado ganador. Y el denunciante aporta TODA la info y declina declarar… pero logra publiquen la nota.

    (N. de la R.) Estimado Pedro@quepais.com: la “info” la aporta la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca en un fallo de 44 páginas. El denunciante no “logra” que publiquen la nota: la nota es sobre uno de los puertos más importantes del país, que merece toda cobertura periodística para mostrar su situación. Así como ayer nos tocaba contar que desde allí salió la primera exportación de GNL a gran escala (¿fue YPF para usted quien logró que publiquemos la nota?) hoy debemos contar el desenlace de este conflicto que venimos siguiendo con varias notas. La versión oficial se consignó cada vez que la autoridad portuaria pudo o quiso hablar, y en los términos que lo plantearon tal como surge en esta y otras notas. El “ahorro” que generaba no es motivo de la nota, pero el presidente del Consorcio sentó la postura oficial respecto del tema económico. Permitimos comentarios con seudónimos, pero si usted quisiera argumentar o decir lo que piensa, con gusto lo haremos. Con su nombre y apellido, claro está. Cordialmente.

Dejar un comentario