fbpx

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), informaron que durante el mes pasado las empresas exportadoras liquidaron exportaciones por US$ 2344 millones, lo que representó un incremento del 20,5% respecto de mayo, así como también un aumento del 5,6% interanual.

No obstante, el monto liquidado desde comienzos de año asciende a US$ 9300 millones, un 13% menos que el mismo período de 2019.

“El ingreso de divisas de junio pasado se produjo a pesar de la caída internacional de precios de los commodities, aceites y sus derivados industrializados por la pandemia mundial del COVID-19; la bajante persistente del río Paraná que dificulta el tránsito (hubo varios barcos varados) y la carga de buques en la zona del Gran Rosario, en la provincia de Santa Fe; y la ralentización de las operaciones por la aplicación de los estrictos protocolos sanitarios en el proceso de exportación”, indicaron las cámaras empresarias.

2300
Millones liquidados en junio
20
Más que en mayo
5
Más que en junio de 2019
  • El complejo oleaginoso-cerealero aportó, el año pasado, el 40,8 % del total de las exportaciones de la Argentina
  • El principal producto de exportación del país es la harina de soja (13,5 % del total)
  • La capacidad ociosa para la producción industrial de este subproducto ronda el 50%

La liquidación de divisas se relaciona con la compra de granos para su exportación en bruto o procesados industrialmente.

“La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los 30 días en el caso de la exportación de granos y alcanza hasta los 90 días en el caso de la exportación de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del grano de que se trate, por lo que no existen retrasos en la liquidación de divisas”, señalaron.

Advirtieron, además, que “las comparaciones estadísticas entre distintos períodos son generalmente imprecisas o inexactas ya que la liquidación de divisas está fuertemente influida por el ciclo comercial de los granos, que depende de diversos y cambiantes factores exógenos como oscilaciones internacionales de precios, retracción de la oferta, distinto volumen y valor proteico de las cosechas, condiciones climáticas, feriados, medidas de fuerza sindicales, modificaciones regulatorias, barreras arancelarias y para arancelarias del exterior, exigencias fitosanitarias o de calidad de otros países, etcétera”.

Dejar un comentario