fbpx

Día 2 del examen de los candidatos a la Dirección General (DG) de la Organización Mundial del Comercio (OMC). El paso de los postulantes de Moldavia, Corea del Sur y Kenia dejó algunas coincidencias llamativas.

De los 8 aspirantes para reemplazar al brasileño Roberto Azevêdo (anunció que el 31 de agosto, un año antes de lo previsto, dejará la conducción del organismo), tres son mujeres. Y hoy fue el turno para la presentación de dos de ellas: Yoo Myung-hee (Ministro de Comercio de Corea del Sur) y Amina Mohamed (Ministra de Deporte y Cultura de Kenia).

Como marca la tradición, luego de la reunión que mantienen con el Consejo General, a puertas cerradas, los candidatos ofrecen una conferencia de prensa de media hora.

El formato establece que primero los postulantes realicen una breve introducción/presentación de sí mismos y luego responden a las preguntas de los periodistas (en esta oportunidad a los presentes en el edificio de Ginebra se sumaron de modo virtual una treintena de trabajadores de prensa desde diferentes ciudades del mundo).

Teorías de las 3R

Las representantes de Corea del Sur y Kenia apelaron, casualmente, a “teorías de las R” para hablar sobre el futuro de la organización. Dos teorías diferentes, pero con el mismo nombre.

Primero fue la coreana quien explicó que la OMC debe renacer mediante una reforma que contemple las “3 R” (en inglés: Relevant, Resilient and Responsive). Es decir, que los cambios deben apuntar a que el organismo sea más relevante, resistente y con capacidad de respuesta a las necesidades de los tiempos actuales. Según Yoo Myung-hee, eso podría ayudar a la OMC a recuperar la confianza del mundo.

La fórmula de la triple R de Amina Mohamed se refiere a las áreas en las que la OMC necesita enfocarse: “Reforma, Recuperación y Renovación”.

Vuelta a los orígenes

La keniata cree que es necesario “recuperar la inspiración original de los arquitectos fundadores del sistema”, y que los gobiernos deben aportar a renovación a la OMC para que el organismo tenga un rol clave en la recuperación tras la pandemia, al facilitar el impacto social y económico del Covid-19.

Amina Mohamed, candidata a la DG de OMC por Kenia.

“Además de eso, es claro que es necesario actualizar el sistema de comercio para incluir cuestiones globales como el cambio climático, la pobreza y el desarrollo sustentable. Pero creo que podemos revertir esto y entrar en una nueva fase de esperanza y realismo”, dijo Mohamed.

En busca de la confianza perdida

Otro de los puntos en común entre los candidatos (los tres de hoy y los tres de ayer) es la falta de confianza en la organización (¿y en el multilateralismo?).

El cómo se puede recuperar la confianza perdida y construir “la nueva OMC” –todos se han referido también a la necesidad de reformar el organismo- estuvo presente en todas las intervenciones.

Las entrevistas del día comenzaron con la presentación de Tudor Ulianovschi (Moldavia).

El candidato más joven de los que están en carrera, dijo que la OMC es hoy más relevante que nunca para la comunidad global.

Objetivos

Anunció que en el caso de resultar electo, promoverá retomar de forma vigorosa las negociaciones, reactivar el Órgano de Apelaciones y reforzar los principios de transparencia y monitoreo de la OMC.

Tudor Ulianovschi, candidato a la DG de la OMC por Moldavia.

“Las consultas y planes para reformar la OMC se deben llevar adelante en un clima de transparencia, inclusión y participación que permita que todos los miembros de la organización se involucren”, sostuvo Ulianovschi, quien dijo que ofrece su experiencia técnica como ex embajador en la OMC pero también sus conocimientos políticos como ex ministro.

Cuándo le preguntaron cuál sería su postura como DG frente a la conflictiva relación entre Estados Unidos y China, respondió que la tensión entre los dos países es algo relevante para todos, y que de hecho esa había sido una de las preguntas que le hicieron los miembros durante el encuentro con el Consejo General.

“Creo que el rol del DG es ante todo ser un intermediario honesto entre los miembros de la OMC. Que debe comprometerse de modo activo, escuchar las preocupaciones y analizar las acciones tomadas por algunos miembros, para ofrecer sus buenos oficios y lograr comprometer de modo especial a Washington y Beijin en un proceso de diálogo en el marco del organismo”, detalló.

Experiencia en la diversidad

Para Yoo Myung-hee, uno de los principales desafíos que enfrenta la OMC es la paralización del Órgano de Apelación, “la corte suprema para mediar en las disputas comerciales”.

La ministra coreana dijo que aprovecharía al máximo sus 25 años de experiencia en negociaciones comerciales para ayudar a llevar adelante la transformación que necesita la OMC.

Yoo Myung-hee, candidata a la DG de la OMC por Corea del Sur.

Explicó que a lo largo de su carrera vivió las diferentes etapas del proceso de desarrollo económico que fue atravesando su país, y destacó los aprendizajes que dejaron esos años en los que el país tuvo éxitos, pero también cosas que no funcionaron bien.

“Por la diversidad de mi experiencia a lo largo de 25 años en el gobierno coreano, viviendo cada etapa del desarrollo del país, creo que estoy en una mejor posición para entender las diferentes necesidades e intereses de los miembros”, agregó.

“Todos hablan del déficit de confianza, pero la cuestión es cómo solucionamos eso. Lo primero que quiero destacar es mi experiencia en negociaciones muy diversas en todo el mundo, no sólo con EE.UU. y China, sino con países asiáticos, países en desarrollo y desarrollados. Sé de qué se trata llevar adelante una negociación y cómo se construye confianza”, dijo la representante asiática.

Segundo intento

El cierre de la jornada examinadora tuvo a Mohamed como expositora.

La ministra keniata compitió por la Dirección General en 2013 (cuando resultó elegido Azevêdo). Durante la conferencia de prensa la consultaron sobre eso.

“Ya se presentó una vez y no resultó electa. ¿Qué lecciones aprendió de eso y por qué los países que entonces no la apoyaron deberían hacerlo ahora?”, le preguntaron.

“Son tiempos diferentes”, respondió sonriendo. Y agregó: “Desde 2013, cuando fui candidata, las cosas en las que participé hicieron de mi una candidata a ser considerada. La Ministerial de Nairobi (de la que fue presidenta y donde se logró un histórico acuerdo en materia agrícola) fue una oportunidad para mostrar mis habilidades políticas. Conozco los pasillos. He caminado por ellos, he negociado en diferentes esquinas de estos pasillos para obtener resultados en pos del sistema multilateral de comercio y gracias a eso tuvimos una conferencia ministerial muy exitosa”, expresó.

Ex embajadora en la OMC –fue la primera mujer en presidir el Consejo General del organismo en 2005-, Mohamed insistió: “Las experiencias que tuve desde entonces (por 2013), las habilidades que desarrollé, mi visión como política, todo eso me da esperanza de que este es el momento correcto para mi candidatura”.

Las presentaciones de los candidatos ante el Consejo General concluirá mañana, cuando expongan Mohammad Maziad Al-Tuwaijri (Arabia Saudí) y Liam Fox (Reino Unido).

Dejar un comentario