fbpx

Al mismo tiempo que llegó al mundo de las tradicionales casas de apuestas británicas, la elección del próximo Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) empezó a transitar un período de definiciones reservadas, casi secretas, tanto que a las consultas que se realizan se las llama “confesionarios”.

La semana última, el Consejo General acordó los pasos para la etapa final del proceso por el que se designará al sucesor de Roberto Azevêdo, quien renunció un año antes a su cargo.

En la misma reunión del 31 de julio también se acordó prorrogar hasta la elección de un nuevo DG los mandatos de los cuatro Directores Generales Adjuntos en funciones: Yonov Fred Agah (Nigeria), Karl Brauner (Alemania), Xiaozhun Yi (China) y Alan Wolff (Estados Unidos).

Fracaso 1

Esa decisión se tomó luego de que fracasara el intento por designar a uno de ellos como Director General interino (hasta que el nuevo DG asumiera el cargo).

En busca del equilibrio geopolítico, aunque no hay reglas escritas, se daba por hecho que el cargo no sería ni para el norteamericano ni para el chino. La elección resultaba entonces mucho más sencilla: ¿Alemania o Nigeria? Y algunos hasta aseguraban que por las responsabilidades administrativas que maneja, parecía casi natural que el europeo fuera quien ocupara ese sitio.

Pero ni siquiera con todas esas “facilidades” los miembros pudieron llegar a un acuerdo. ¿Qué significa eso? “Que no son capaces de acordar ni siquiera quién pasa primero por una puerta”, ironizó desde Ginebra un diplomático que recorre a diario la OMC.

Extensión

El Presidente del Consejo General, David Walker (Nueva Zelandia) se esforzó en explicar una vez más a los miembros que la elección de un DG Interino era “una cuestión absolutamente interna para facilitar la continuidad del funcionamiento de la organización”, pero no logró conmover a nadie y el tan ansiado consenso quedó lejos.

El embajador David Walker (nueva Zelanda), Presidente del Consejo General de la OMC.

Entonces, Walker propuso en su lugar que los cuatro Directores Generales Adjuntos permanecieran en sus cargos y continuaran con sus responsabilidades actuales hasta que el nuevo DG tome posesión de su cargo.

Fase 3

La que comenzó es la Fase 3 del operativo elección nuevo DG. El engranaje se puso en marcha apenas Azevêdo anunció, en mayo, que dejaría su cargo el 31 de agosto, un año antes de lo estipulado.

Entonces, Walker inició el proceso formal para la elección. Tras consultar con los miembros, se acordó que el período de presentación de candidaturas para el cargo de DG se extendería desde el 8 de junio al 8 de julio.

Cumplido ese plazo, se registraron un total de ocho candidaturas.

Cada candidato fue a Ginebra entre el 15 y el 17 de julio para hacer presentaciones y responder a las preguntas del Consejo General, y luego brindar una conferencia de prensa.

 

Tres días de exámenes

El primer turno fue  para Jesús Seade Kuri (México), Ngozi Okonjo-Iweala (Nigeria), y Abdel-Hamid Mamdouh (Egipto).

En el segundo día de exámenes se vio a Tudor Ulianovschi (Moldavia), Yoo Myung-hee (Corea del Sur) y Amina Mohamed (Kenia).

Y la última jornada tuvo a los candidatos del Reino de Arabia Saudita, Mohammad Maziad Al-Tuwaijri, y del Reino Unido, Liam Fox, como protagonistas.

Tiempo de campaña

Luego de esos encuentros y a lo largo de agosto, los postulantes desarrollan sus campañas para “darse a conocer” a los miembros de la OMC.

De acuerdo con el cronograma oficial, el 7 de septiembre comenzará la fase final del proceso.

El edificio de la OMC está frente al Lago Leman, en Ginebra​, el mayor lago de Europa Occidental. Muchas de las oficinas, salas de reuniones, la cafetería y el comedor tienen una vista privilegiada con los Alpes como telón de fondo.

Será cuando el Consejo General trate de reducir el número de candidatos a través de consultas dirigidas por el embajador Walker. El objetivo final es elegir un candidato por consenso de todos los miembros de la OMC.

La troika en acción

Entre el 7 y el 16 de septiembre, Walker junto con el presidente del Órgano de Solución de Diferencias, Dacio Castillo (Honduras), y el presidente del Órgano de Examen de las Políticas Comerciales, Harald Aspelund (Islandia), se reunirán individualmente con cada miembro de la OMC.

La “troika”, como se denomina al grupo, realizará esa primera ronda de consultas (a la que le seguirían otras dos), con la idea de ir reduciendo de modo gradual el número de candidatos: de 8 a 5, primero, y a 2 para la ronda final.

En esas consultas, la troika hará a cada delegación la misma pregunta: “¿Cuáles son sus preferencias?” Se pediría que cada representación elija un máximo de 4 preferencias en la primera ronda, y un máximo de 2, en la segunda ronda.

Confesionarios

La información obtenida durante esas sesiones “confesionales” con miembros individuales es tratada “con la más estricta confidencialidad”, y las preferencias de los miembros no serán reveladas, dio Walker.

Al final de cada ronda de consultas de la tercera fase, la troika informará de los resultados a los miembros en las reuniones de los jefes de las delegaciones.

Si todo se desarrolla según lo estipulado, el 7 de noviembre debería conocerse el nombre del próximo DG.

Apuestas

La formalidad de un proceso en el que intervienen factores de geoestrategia pura logró sin embargo colarse en el popular mundo de las casas de apuestas británicas.

Jessica O’Reilly, de Ladbrokes, una de las empresas referentes del sector, dijo que en lo que respecta a las probabilidades, el futuro no parece bueno para Liam Fox, el postulante del Reino Unido.

Nunca más ajustado el refrán “nadie es profeta en su tierra”. Al menos desde la perspectiva del mundo de las apuestas, Fox aparece último en la tabla de preferencias (33/1).

En ese mismo ranking, la keniata Amina Mohamed aparece como favorita (6/4), seguida por la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala (3/1); el egipcio Abdel-Hamid Mamdouh (6/1); la postulante de Corea del Sur, Yoo Myung-hee (6/1); el mexicano Jesús Seade (8/1); y el moldavo Tudor Ulianovschi (16/1).

Más allá de esas especulaciones, los candidatos deberán transformar probabilidades en apoyos concretos al calor del verano boreal. La cuenta regresiva sigue corriendo.

Un Comentario

Dejar un comentario