fbpx

Con elegancia, Séneca inmortalizó la ignorancia (o a los ignorantes) cuando sentenció que ningún viento es favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige.

Hablar de un Plan Estratégico para la Logística Nacional remite a esa frase porque resume la situación actual en materia de infraestructura en general y de infraestructura logística en particular.

Los funcionarios y autoridades responsables no saben dónde van. Y lo peor, improvisan peligrosamente. 

Desconocen el diagnóstico de la situación vigente. Responden como pueden a intereses muchas veces en pugna. Tienen apenas una idea fuerza y trabajan para convencer a todos de que esa idea es una realidad, y a veces lo logran.

Lo hacen recurriendo a la llamada “ventana de Overton”, metodología desarrollada por el sociólogo Joseph Overton que apunta convertir en posible (y popular) una idea imposible dentro del campo de lo racional. 

La ventana de Overton es una teoría política. Describe con una “ventana estrecha” el rango de ideas aceptables por la opinión pública. La viabilidad política de una idea, según Overton, debe recorrer varios pasos en esa ventana hasta transformarse en una verdad. 

Punto de partida

Las naciones con alto grado de desarrollo tienen un modelo de transporte de cargas competitivo y complementario, con múltiples alternativas de utilización según el nivel de servicio, y con orígenes y destinos en competencia.

Las autopistas o rutas en buen estado compiten con ríos o lagos navegables, con ferrovías y con el modo aéreo para atender las cargas. Para cada necesidad, un modo y una solución diferente. 

Sólo de esa manera se puede “federalizar” la carga, consolidar las operaciones y competir mejor en nuestro comercio exterior. 

Esto nos obliga a pensar y repensar muy bien las inversiones. Si algo funciona, y se lo puede complementar con inversiones menores, dejemos de lado las inversiones mayores por unos años. Dediquémonos a ser mejores financistas y, de paso, a crear la masa crítica que nos permita disminuir nuestros costos para poder competir dentro de Latinoamérica y el mundo.

Debemos ingresar en el mundo del cambio. Sin un presente sustentable no hay mañana posible.

En los primeros 8 meses de 2020, las exportaciones argentinas cayeron un 11,8% mientras que las MOI bajaron un 33,2%. Esto indica que estamos perdiendo las exportaciones de mayor valor agregado y eso nos torna cada vez más dependientes de las exportaciones tradicionales (que también tiene que crecer en volúmenes) en un mundo –especialmente en América Latina– que requiere productos industriales a precios competitivos.

Las cadenas globales de valor no perdonarán las ineficiencias que se trasuntan en costos adicionales. 

Tenemos que volver a crecer. Y la logística acompañará este paradigma del crecimiento eliminando cuellos de botella, buscando la mayor coordinación y sincronización de los flujos reales e invirtiendo sólo donde podamos medir el nivel de recupero y en función de su aporte a la hipótesis de crecimiento sostenido.

Casos paradigmáticos

Para lograr un federalismo real, el flujo logístico tiene que llegar a toda la región a través del uso de recursos compartidos que disminuyan el impacto de los costos para todos. 

Mientras tanto, lo que vemos en la práctica, es cómo la ventana de Overton se hace presente en ejemplos que deberían, en cambio, ser objetos de debates profundos dentro de una estrategia nacional. Por ejemplo: 

  • Puerto Federal de Buenos Aires vs. Puerto la Plata
  • Desarrollo del Bitren
  • Transporte Intermodal
  • Digitalización del Transporte de Carga por Carretera 

Repasemos el primer caso.

Los argumentos dados por algunas autoridades acumulan años de opiniones y sobresaltos, y expresan el sentir de sectores de la política bonaerense (y seguramente también de otros) que buscan instalar la conveniencia de cerrar el puerto federal de Buenos Aires y forzar a las empresas navieras a operar en una terminal de La Plata, hoy prácticamente sin uso. 

Es un encuadre perfecto de “ventana de Overton”. 

Se trata de una narrativa que –con argumentos no imposibles y que suenan aceptables– va tejiendo la red para el cambio de percepción y modificación de la opinión pública para lograr un objetivo: que el Puerto de Buenos Aires cierre y se pase a operar en el Puerto La Plata.

Finalmente, si no hay una contra-argumentación, se va modificando la opinión de la gente, que termina aceptando la solución prevista (de manual, propiamente dicha, porque está escrita en libros) en el modelo.

Argumentos y contra argumentos 

Recurrir a la ventana de Overton es una temible arma política para cambiar la percepción de lo que opina la gente (e instituciones) de forma tal que aquellas ideas que antes se consideraban descabelladas sean aceptadas en el largo plazo. 

Advertencia: el método Overton funciona.

En este caso, a los que promueven el cierre de Buenos Aires les está costando mucho más pues las ventajas del puerto federal con respecto al de La Plata son enormes por varios motivos. 

  • El 80% o algo más del volumen de importaciones van hacia el Norte del país, no por capricho, sino porque las plantas productivas y el consumo están en esos lugares. Ir a La Plata implica mayor tiempo para recibir la mercadería y un costo adicional del orden de los 200 dólares por contenedor (si se multiplica 200 dólares, o el valor que guste, por el 80% de los contenedores que arriban al puerto de Buenos Aires, el número es muy alto; lo mismo ocurre con las exportaciones, es decir, el flujo que viene en un 80% o más también desde el Norte).
  • Para llegar al puerto de La Plata hay que atravesar toda la ciudad. Esto suele suceder cuando los proyectos se hacen sin pensamiento estratégico logístico. 
  • El puerto de Buenos Aires opera hasta tres buques a la vez, el de la Plata sólo uno, y más chico. 
  • El puerto de Buenos Aires está montado y con toda su estructura en funcionamiento (despachantes de aduana,operadores logísticos, navieras, todo está allí). En La Plata no hay prácticamente nada: hay que montarlo desde cero. Al hablar con los depósitos fiscales, en general, muestran su poca disposición para ir a La Plata. Incluso los ubicados al sur de Buenos Aires.
  • Luego está el tema ferroviario, que algún día crecerá. El Puerto de Buenos Aires se comunica con varias ferrovías; La Plata sólo con una.

La fortaleza del método Overton

Si bien estos argumentos tienen peso, con la política en el medio también pueden ser contrarrestados con una narrativa que tienda a modificar la opinión pública. 

Hay que estar atentos: el método de la ventana de Overton es fuerte y preciso en su desarrollo. Sobre todo cuando se habla de que el actual puerto de Buenos Aires puede convertirse en un barrio de residencias de lujo con vistas a la costa uruguaya, con negocios de compra de terrenos, desarrollos inmobiliarios y de Real Estate y la venta callejera de pochoclo… Pueden sonar como argumentos pueriles, pero son muy fuertes. 

Hay expertos que ya están trabajando para que nuestra opinión cambie y nos vayamos todos para La Plata, cometiendo un nuevo error estratégico que pagaremos, si bien no para siempre, por mucho tiempo. 

Durante ese tiempo  seremos un poco más caros para administrar nuestros flujos de comercio exterior de valor agregado, que es justamente lo que el país necesita.

Los casos mencionados, que iremos desarrollando, son sólo un puñado. Todos tienen como denominador común la necesidad de elaborar un Plan Estratégico Logístico. Pero antes de eso, es preciso realizar un diagnóstico que lo soporte.

Tenemos la capacidad para realizar ese diagnóstico. Falta decisión política de trabajo en conjunto. 

Mientras tanto, tratemos de no meter la pata y no avanzar en inversiones que nada le agregan al país y no crean ningún valor a nuestro futuro. Creemos que hay ejemplos. Muchos.

Ánimo.


El autor es socio de Diagnóstico y Coaching Logístico y ex vicepresidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog). Es profesor de posgrado en logística y autor de libros publicados por la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol)

Un Comentario

  • PEDRO+FOX dice:

    es verdad,los funcionarios desconocen el diagnostico de la situacion actual;ayer sucedia lo
    mismo:dice tambien que solo de esa manera se puede fedealizar;pero no es asi pues ya
    estamos feeder alizados.