fbpx

A pesar de que las condiciones económicas siguen siendo favorables para el sector, la recuperación de la carga aérea se ralentizó en noviembre a raíz de las interrupciones en la cadena de suministro y las limitaciones de capacidad, que afectaron a la demanda.

De acuerdo con el último informe de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), la demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTK por su sigla en inglés), aumentó 3,7% en comparación con noviembre de 2019 (4,2% para las operaciones internacionales). Esto fue significativamente menor que el crecimiento del 8,2% visto en octubre de 2021 (9,2% para las operaciones internacionales) y en los meses anteriores.

Como las comparaciones entre los resultados mensuales de 2021 y 2020 están distorsionadas por el impacto extraordinario del Covid-19, a menos que se indique lo contrario, todas las comparaciones son respecto de noviembre de 2019, que siguió un patrón de demanda normal.

Respecto de la capacidad, IATA informó que en noviembre fue 7,6% inferior a la de noviembre de 2019 (-7,9% para las operaciones internacionales). Ese dato se mantuvo relativamente sin cambios desde octubre. La capacidad sigue siendo limitada, con cuellos de botella en los centros de distribución clave.

Factores

Desde la Asociación que nuclea a unas 290 compañías aéreas que representan el 83% del tráfico aéreo mundial, explican que aunque las condiciones económicas siguen apoyando el crecimiento de la carga aérea, las interrupciones de la cadena de suministro están frenando el crecimiento. Y destacan que hay que tener en cuenta varios factores:

  • La escasez de mano de obra (se debe, en parte, a que los empleados están en cuarentena), la insuficiencia de espacio de almacenamiento en algunos aeropuertos y los retrasos en el procesamiento, agravados por las prisas de fin de año, crearon interrupciones en la cadena de suministro. Varios aeropuertos clave, como el JFK de Nueva York, Los Ángeles y el Schiphol de Ámsterdam, registraron atascos.
  • Las ventas al por menor en Estados Unidos y China siguen siendo fuertes. En Estados Unidos, las ventas minoristas fueron 23,5% superiores a los niveles de noviembre de 2019. Y en China las ventas online para el Día de los Solteros fueron 60,8% por encima de sus niveles de 2019.
  • El comercio mundial de bienes aumentó 4,6% en octubre (último mes de datos), en comparación con los niveles anteriores a la crisis, el mejor ritmo de crecimiento desde junio. La producción industrial mundial aumentó 2,9% en el mismo período.
  • La relación entre inventarios y ventas sigue siendo baja. Esto es positivo para la carga aérea, ya que los fabricantes recurren a ella para satisfacer rápidamente la demanda.
  • El reciente aumento de casos de Covid en muchas economías avanzadas ha creado una fuerte demanda de envíos de elementos de protección personal, que suelen transportarse por vía aérea.
  • El Índice de Gerentes de Compras (PMI) de tiempo de entrega de proveedores a nivel mundial de noviembre se situó en 36,4. Aunque los valores por debajo de 50 son normalmente favorables para la carga aérea, en las condiciones actuales apunta a un alargamiento de los plazos de entrega debido a los cuellos de botella de la oferta.

Llamado a los gobiernos

“El crecimiento de la carga aérea se redujo a la mitad en noviembre en comparación con octubre debido a las interrupciones de la cadena de suministro. Todos los indicadores económicos apuntaban a que la demanda seguía siendo fuerte, pero las presiones de la escasez de mano de obra y las limitaciones en todo el sistema logístico provocaron inesperadamente la pérdida de oportunidades de crecimiento”, dijo Willie Walsh, Director General de la IATA.

Luego, explicó que los fabricantes, por ejemplo, no pudieron hacer llegar bienes vitales a donde se necesitaban, incluidos los de elementos de protección personal. “Los gobiernos deben actuar con rapidez para aliviar la presión sobre las cadenas de suministro mundiales antes de que esto afecte permanentemente a la recuperación económica del Covid-19”, advirtió Walsh.

¿Qué tendrían que hacer los gobiernos para aliviar las interrupciones de la cadena de suministro en el sector de la carga aérea? En IATA sugieren:

  • Garantizar que las operaciones de las tripulaciones aéreas no se vean obstaculizadas por las restricciones de Covid-19 diseñadas para los viajeros aéreos.
  • Aplicar los compromisos asumidos por los gobiernos en la Conferencia de Alto Nivel de la OACI sobre Covid-19 para restablecer la conectividad internacional, incluso para los viajes de pasajeros. Esto aumentará la capacidad vital de carga con el espacio de la panza de las aeronaves.
  • Proporcionar incentivos políticos innovadores para abordar la escasez de mano de obra allí donde exista.
  • Apoyar el Grupo de Acción de la Organización Mundial de la Salud/Organización Internacional del Trabajo que se está formando para garantizar la libertad de movimiento de los trabajadores del transporte internacional.

Rendimiento regional

Asia-Pacífico. Las aerolíneas de esta zona vieron sus volúmenes de carga aérea internacional aumentar un 5,2% en noviembre de 2021 en comparación con el mismo mes de 2019. Esto fue sólo ligeramente inferior a la expansión del 5,9% del mes anterior. La capacidad internacional en la región se redujo ligeramente en noviembre, un 9,5% en comparación con 2019.

Norteamérica. Los operadores registraron aquí un aumento del 11,4% en los volúmenes de carga internacional en noviembre de 2021 en comparación con noviembre de 2019. Esto fue significativamente inferior al rendimiento de octubre (20,3%).

La congestión de la cadena de suministro en varios centros de carga clave de Estados Unidos ha afectado al crecimiento. La capacidad internacional bajó 0,1% en comparación con noviembre de 2019.

Europa. Los transportistas vieron un aumento del 0,3% en los volúmenes de carga internacional en noviembre de 2021 en comparación con el mismo mes de 2019, pero esto fue una caída significativa en el rendimiento en comparación con octubre de 2021 (7,1%).

Las aerolíneas europeas se han visto afectadas por la congestión de la cadena de suministro y las limitaciones de capacidad localizadas. La capacidad internacional se redujo un 9,9% en noviembre de 2021 en comparación con los niveles anteriores a la crisis y la capacidad en la ruta clave Europa-Asia se redujo un 7,3% durante el mismo período.

Oriente Medio. Experimentaron un aumento del 3,4% en los volúmenes de carga internacional en noviembre de 2021, lo que supuso un importante descenso de los resultados en comparación con el mes anterior (9,7%). Esto se debió a un deterioro del tráfico en varias rutas clave como Oriente Medio-Asia, y Oriente Medio-América del Norte.

La capacidad internacional bajó un 9,7% en comparación con noviembre de 2019, un pequeño descenso en comparación con el mes anterior (8,4%).

América latina. En nuestra región se informó un descenso del 13,6% en los volúmenes de carga internacional en noviembre en comparación con el período de 2019. Volvió a ser el desempeño más débil de todas las regiones y marca un deterioro significativo con respecto al desempeño del mes anterior (-5,6%).

La capacidad en noviembre descendió un 20,1% respecto a los niveles anteriores a la crisis.

África. Allí se registró un aumentó de 0,8% en noviembre, lo que supone un importante deterioro con respecto al mes anterior (9,8%). La capacidad internacional fue un 5,2% inferior a los niveles anteriores a la crisis.