fbpx

El Gobierno entendió necesario prorrogar una vez más el “Estado de emergencia hídrica”, declarado hace casi un año (24 de julio de 2021) y prorrogado el 10 de marzo pasado y decidió que el Ministerio de Transporte intervenga con obras de adecuación para asegurar la navegación.

La medida abarca la región de la Cuenca del río Paraná que afecta a las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires, sobre las márgenes de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú.

Así lo establece el decreto 261/22, tras considerar que el déficit de precipitaciones en las zonas mencionadas llevó a una bajante del cauce que es la más grave de los últimos 78 años.

Efectos de la bajante

El decreto reconoce que los efectos de la bajante se fueron atenuando por lluvias puntuales “y defluencias de las represas”, siguen afectados “el abastecimiento de agua potable, la navegación y las operaciones de puerto, la generación de energía hidroeléctrica, el abastecimiento de combustibles y las actividades económicas vinculadas a la explotación de la cuenca conformada por los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú”.

“De conformidad con los análisis y prospectivas llevados a cabo por los distintos organismos nacionales –explica la norma– en materia de relevamiento del desarrollo del proceso de bajante histórica del río Paraná, se mantiene la previsión de condiciones negativas para las áreas mencionadas y continúa el proceso de afectaciones originado por la sequía persistente y los pronósticos de condiciones meteorológicas deficitarias”.

Asimismo, el decreto considera que “resulta necesario adoptar medidas en relación con la carga y los calados en el tránsito fluvial de mercaderías a efectos de evitar afectaciones en materia de vías navegables, tripulaciones, seguridad de la navegación, mantenimiento del comercio nacional e internacional y la protección ambiental, en accesos portuarios, vías navegables y dársenas”.

Obras de adecuación

“Dada la ausencia de niveles de calados aptos para la navegación comercial habituales, anteriores a la actual
situación crítica, causados por niveles de agua inferiores a lo normal, y su compatibilización con las profundidades de los canales troncales de diseño establecidos en el actual contrato de concesión, corresponde readecuar las profundidades de la Vía Navegable Troncal, a través de autorizaciones especificas a ser otorgadas por el citado Ministerio de Transporte”.

Con la emergencia hídrica prorrogada, el Gobierno podrá reestructurar partidas presupuestarias en la medida que fuera necesario para “asignar créditos, cargos y cualquier otra adecuación que se requiera para el financiamiento de las medidas que se dispongan por aplicación del presente decreto”.

El decreto

Descargar (PDF, 183KB)