La Unión Industrial Argentina (UIA) se reunión con la central fabril de San Pablo, Fiesp, en un encuentro de más de 150 empresarios paulistas que contó con la participación de la canciller Diana Mondino.

La Federación de Industrias del Estado de San Pablo es la organización empresarial más importante de todo Brasil y, junto con la UIA, acordaron desarrollar de manera conjunta los recursos naturales y los sectores productivos con capacidad de inversión y complementación para, luego, exportarle al mundo.

Daniel Funes de Rioja, titular de la UIA, señaló que ambos mercados poseen tanto capacidad instalada como saberes productivos para transformar los recursos naturales abundantes tales como energía, minería, alimentos, maquinarias y sectores industriales para bienes finales -como el automotriz, el complejo celulósico papelero, el farmacéutico o la industria textil.

Como suele suceder en estos encuentros, se trató la necesidad de revisar el Mercosur para potenciarlo como plataforma exportadora y trabajar para la desburocratización del bloque. 

El objetivo es dotarlo de un perfil más dinámico y acorde al contexto internacional que permitirá armonizar la normativa regulatoria de los países que lo integran, agregar valor a lo que la región produce y transformar industrialmente los recursos naturales.