La compañía especializada en captura, digitalización, guarda y custodia de despachos de aduana, Lakaut, informó que inauguró una nueva receptoría en Defensa 311, Ciudad de Buenos Aires, enfrente de la sede del Centro Despachantes de Aduana.

La empresa de servicios digitales para el comercio exterior tomó la decisión con el objetivo de “estar más cerca” de los despachantes de aduana a quienes ofrecerá, además, un horario extendido de 9 a 18, que se suma a un canal virtual automático las 24 horas a través de WhatsApp Business (+54 9 11 3430-3300).

“Este nuevo punto de atención se suma a nuestras más de 60 receptorías estratégicamente distribuidas en todo el país. De esta manera, optimizamos tiempos y acortamos distancias para ofrecer soluciones más eficientes a las necesidades en el comercio exterior”, indicaron desde la compañía.

“Estamos permanentemente innovando nuestra cartera de soluciones para el comercio exterior, con un fuerte énfasis en la expansión de herramientas digitales para contribuir al desarrollo y fortalecimiento de una banca sostenible que evoluciona conforme a las nuevas tendencias y necesidades de nuestros clientes”, aseguraron.

SIM Hub

Junto con las acciones de digitalización y guarda de los despachos de aduana, Lakaut ofrece la posibilidad de operar con el Sistema Malvina de manera remota, segura y gratuita a través del SIM Hub, una solución de última generación que funciona dentro de la plataforma SRD Comex.

Debido a las conocidas limitaciones tecnológicas del sistema aduanero, el SIM Hub se posiciona como una solución ágil para acceder al sistema “desde cualquier dispositivo” con acceso a Internet, eliminando la necesidad de desplazarse y ubicar una PC preparada para operar con el Malvina.

“Con sólo ingresar a nuestro portal, los despachantes ya están habilitados para utilizar el Sistema Malvina, en simultáneo con otras operaciones aduaneras, lo que brinda un entorno de trabajo integral y digital de todo el proceso de comercio exterior”, explica Lakaut.

El servicio está incluido dentro del costo que se abona para la digitalización de los despachos de aduana, especialmente pensado para los profesionales que, sin contar con una gran estructura operativa, pueden reducir así significativamente sus costos y tiempos operativos.