Junto con las sanciones económicas y financieras de Occidente a Rusia por la invasión a Ucrania, las principales líneas marítimas de transporte de contenedores decidieron suspender sus recaladas en puertos rusos.

Hasta el momento las navieras Maersk, MSC, Hamburg Süd, CMA CGM, Hapag Lloyd y ONE no aceptan más órdenes de embarques desde y hacia Rusia, salvo para alimentos, medicamentos y ayuda humanitaria.

Ahora, las principales compañías de logística terrestre, aérea y marítima se suman a la decisión del transporte por agua y tampoco operarán cargas.

El forwarder alemán DHL indicó que suspendió “los servicios entrantes a Rusia y Bielorrusia, por lo que tampoco recibirán órdenes de envíos a esos países”.

“Estamos monitoreando de cerca la situación y los mantendremos informados sobre cualquier desarrollo adicional”, expresó el integrador logístico alemán, que también anunció el cierre de sus oficinas en Ucrania.

K+N y DB Shenker

Por su parte, el operador logístico con sede en Suiza, Kuehne+Nagel, explicó que “la mayoría de los transportistas (aéreos, marítimos, terrestres y ferroviarios) han interrumpido sus servicios hacia/desde la Federación Rusa”.

Tras cerrar sus operaciones en Ucrania preventivamente, K+N decidió también “suspender todos los envíos de importación a la Federación Rusa con efecto inmediato y pendiente de nuevo aviso, a excepción de suministros farmacéuticos, sanitarios y humanitarios”.

En tanto, el otro gran jugador alemán de la logística multimodal, DB Shenker, manifestó que “debido a la escalada del conflicto militar, hemos pedido a nuestros empleados en Ucrania que se queden en casa. Hemos pausado nuestras operaciones y asegurado nuestras terminales en la medida de lo posible. Actualmente, nuestra propia infraestructura no se ve afectada”.

“Todos los transportes desde y hacia Rusia suspendidos”, señalaron, en relación a los modos terrestre, aéreo y marítimo.

DSV Panalpina

La compañía danesa DSV (que integró a la suiza Panalpina a su holding), destacó que todas las actividades en Ucrania fueron suspendidas, pero que “participan en varios proyectos de ayuda humanitaria” en este país.

En lo que refiere al transporte aéreo, DSV señaló que “debido al cierre del espacio aéreo ruso, las tarifas están subiendo, pero hasta ahora sólo en algunos corredores”.

“Recibimos la notificación de algunos transportistas de que se implementará un recargo de guerra en todas las rutas afectadas para compensar el tiempo de vuelo adicional necesario para evitar el espacio aéreo ruso en rutas específicas. Esperamos que todas las aerolíneas adopten esta decisión”, apuntaron.

Respecto del modo ferroviario, señalaron que a pesar de las sanciones en contra de Rusia “los trenes de carga continúan funcionando de acuerdo a sus cronogramas habituales y ​​aún es posible reservar envíos FCL (contenedor completo) y LCL (carga parcial) tanto para importación como para exportación” entre China y Europa. 

CEVA Logistics

Por último, la rama de logística internacional de la naviera francesa CMA CGM, CEVA Logistics, sostuvo que “cumplirá con todas las regulaciones comerciales y económicas aplicables, incluso para nuestras actividades relacionadas con Rusia”.

Con una presencia importante en el corredor euroasiático, a través de la conexión ferroviaria, la compañía señaló que “las operaciones y los servicios de CEVA Silk Road no atraviesan la zona de conflicto en Ucrania, por lo que todos los trenes funcionan en condiciones normales”.

Nuestros servicios de la Ruta de la Seda permanecen abiertos (hacia el este y el oeste) a través de China, Kazajstán, Rusia, Bielorrusia y países europeos”, dijo, tras agregar que “permanecen abiertos en ambos sentidos los cruces fronterizos de Alashankou, Khorgos, Manzhouli, Eerlian, Brest/Mala, Svisloch/Siemianowka, Bruzgi/Kuznica, Kaliningrado”.