fbpx

Luego del aprendizaje de la crisis de 2008, que encontró a la gran mayoría de las navieras con nuevos y grandes buques recién botados, endeudadas por las órdenes de construcción y con un mercado de comercio exterior global derrumbado que les provocó enormes pérdidas, las navieras navegan sólidas la ola de la pandemia, con excelentes pronósticos para el corto plazo.

Así como en la década pasada tuvieron que reunirse y, de común acuerdo, tomar medidas para frenar la sangría (desde las alianzas operativas hasta la navegación súper lenta para reducir el consumo de combustible), las compañías marítimas estuvieron mejor paradas de cara a esta crisis sanitaria y aplicaron medidas rápidamente: cancelaron escalas y quitaron buques de los servicios.

Conclusión: los fletes aumentaron de manera exponencial, en el orden del 200% respecto de la segunda mitad del fatídico 2020.

Con números negros en prácticamente todas las compañías, la industria prepara aumento de tarifas para junio, de cara a la clásica temporada alta para el comercio marítimo en las rutas del Pacífico.

Según consignó la publicación especializada The Loadstar, Hapag-Lloyd prevé que las tarifas por contenedor de 40 pies (FEU) aumentarán en US$ 1200 para la ruta que une Asia con América del Norte.

Garantías

Los fletes relevados por el Freightos Baltic Index reflejan valores de 4840 y 6236 dólares para las costas oeste y este, respectivamente. “Los cargadores sin contrato están pagando considerablemente mucho más” de esos valores de referencia, señaló la publicación inglesa, en relación con los “recargos” que impusieron las líneas para garantizar no sólo espacio en las bodegas, sino los mismos contenedores.

Los fletes de Asia a Europa rondan los US$ 7734 y al Mediterráneo los 8053 dólares. “Sigo los índices todas las semanas, pero ni siquiera podemos acercarnos a esas tasas. El mercado real es al menos un 50% más alto, y eso no siempre te garantiza el despacho del contenedor en China”, le señaló un cargador al medio inglés. Las tarifas para fines de mayo llegan hasta los US$ 14.000 (Shanghai-Londres) más 1500 dólares de garantía de equipo. 

Lars Jensen, director ejecutivo de Vespucci Maritime, explicó que el bloqueo de Suez todavía se siente en la cadena logística y sus impactos “pueden llegar hasta el último cuatrimestre”. Por su parte, la consultora Drewry indicó que se espera “tarifas de flete extremas” que podrían durar “otros tres a cinco meses”.

“También hay un fenómeno de contagio, donde las tarifas récord se extienden de una ruta comercial a otra. Esto sucedió el año pasado, cuando las tasas en el mercado spot transpacífico fueron seguidas por tasas extremas en Asia-Europa. Hay pruebas contundentes de que el mercado transatlántico es el siguiente en la fila”, destacó Drewry.

“Para los transportistas, esto significa una bonanza de ganancias, durante al menos otros dos años”, concluyó.