En abril, la actividad industrial de las pymes cayó más de un 18%, con lo que el acumulado desde principios del año ya es negativo en un 19%, según el último informe de CAME, el Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) sobre una muestra de 415 industrias pymes en todo el país.

Un aliciente fue que, respecto de marzo, se vio un repunte del 3,1%. Pero las empresas operaron al 70% de sus posibilidades, marcadas por la falta de consultas y pedidos de producción y con cierta facilidad para reponer stocks y encontrar disponibilidad de insumos.

“Los seis sectores manufactureros del segmento pyme tuvieron caídas”, indicó CAME, tras destacar que los más afectados fueron los de papel e impresiones (-32,3%) y metal, maquinaria, equipos y material de transporte (-23,7%).

Alimentos y textiles

Los alimentos y bebidas registraron una baja de casi el 14% anual, acumulando una caída del 15% anual y una producción sobre la base del 73% de la capacidad instalada.

“Hay mucha incertidumbre y se acortaron los plazos de pagos a los molinos, pasaron de 15 a días a 72 horas, con el nivel de demanda actual es muy difícil sostener esto”, indicaron para el informe desde una fábrica de aceites vegetales en Río Cuarto, en Córdoba.

En textiles e indumentaria, un sector sensible a las importaciones, el retroceso fue de apenas un 0,2% en abril y prácticamente sin caídas en el acumulado del año, operando al 71% de la capacidad instalada.

“Vislumbramos un panorama económico bastante complejo, con el cierre de muchas pymes ante la apertura de importaciones, nos estamos preparando para tiempos difíciles”, indicaron desde una fábrica de Paso del Rey. “Los números no dan, hay más gastos que ganancias y se complica sostener una pyme de esa manera”, completaron desde una pyme porteña.

Maderas y químicos

En madera y muebles, la caída fue del 16% interanual y un 19% en el acumulado. En tanto, en el rubro de metales, maquinaria y material de transporte, el desplome casi roza el 24%, mismo guarismo para el acumulado. Sólo el 67% del potencial instalado se mantuvo operativo.

“Tuvimos ventas muy bajas en abril y todas las comparaciones nos dieron negativas, se produjo poco, pero estamos sosteniendo el personal, esa es la prioridad”, señalaron desde una fábrica puntana.

En químicos y plásticos, la caída superó el 21%, acumulando el 27% y trabajando sólo al 67% de la capacidad.

Papel e impresiones

Pero fue sin dudas en la industria pyme papelera donde la caída fue grave, del orden del 32% anual. acumulando un 23% en lo que va del año.

“Si bien estamos en temporada baja, la producción cae mucho más de lo esperado, nos vamos acomodando, pero empieza a preocuparnos”, indicaron en una pyme riojana, mientras que una fábrica porteña señaló: “Para nosotros, abril continuó siendo un mes bueno tirando a estable, pero sabemos que en los próximos meses podría caer abruptamente. Se viene manejando todo muy día a día y nuestra prioridad es seguir conservando el personal”.