Aunque la mitad de las pymes que respondieron a la 5º Encuesta Nacional de Comercio Exterior de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) aumentaron sus ventas al exterior respecto de 2020, el podio de las preocupaciones de las firmas consultadas en marzo no ha tenido muchos cambios desde julio de 2020, cuando se hizo el primer relevamiento: restricciones y aumentos de costos logísticos, dificultades para importar y restricciones cambiarias siguen siendo al tope de la lista.

Para la 5º Encuesta Nacional de Comercio Exterior, la CAC y las Cámaras de Comercio Exterior de diversos puntos país entrevistaron a 93 pymes de la Ciudad de Buenos Aires y de las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

Esta edición se enfoca en conocer la situación actual, las perspectivas para el segundo semestre de 2022 y obtener información precisa acerca de las principales dificultades que enfrentan las empresas en el ámbito del comercio internacional, con el objetivo de continuar con gestiones y relevamientos correspondientes a nivel regional.

Principales actividades de las empresas

En la actividad exportadora, la mayoría de las empresas encuestadas corresponden al rubro de manufactura de origen industrial (66%), seguido por el rubro de productos primarios (14%) y en igual participación las empresas que exportan manufacturas de origen agropecuario y servicios, ambas con una representación del 10%.

En la actividad importadora, las participantes que contestaron la encuesta corresponden, principalmente, a empresas compradoras de bienes de consumo (46%), seguido por aquellas que comercializan bienes intermedios (18%), piezas y accesorios para bienes de capital (16%) y bienes de capital (14%). Por último, las empresas del rubro servicios, representadas por un 5%.

Situación operativa

En cuanto a la situación operativa de las empresas encuestadas, el 58% dijo estar operando internacionalmente de manera habitual, mientras que el 30% lo hace parcialmente y 12% respondió no haber tenido participación en el comercio exterior durante lo que va de 2022.

En comparación con la encuesta anterior, realizada en el segundo semestre del 2021, se aprecia que las empresas que se encuentran operando en el exterior con habitualidad se mantienen en el mismo porcentaje de participación. La diferencia se puede observar en aquellas compañías que comercializan parcialmente, que aumentaron desde el 19% en el 2021 hasta el 30% en este último relevamiento; y en las que se encuentran sin operaciones, que eran 17% en el segundo semestre del año pasado y ahora son 12%.

Destinos de las exportaciones y origen de las importaciones

El Mercosur es el principal destino de las exportaciones del 60% de las pymes encuestadas. El 73% de las empresas consultadas manifestó que sus destinos principales están dentro del continente sudamericano.

En cuanto a las importaciones, el principal proveedor de los bienes y servicios de las compañías encuestadas es el continente asiático, con una participación del 47%.

Al igual que en la encuesta anterior, se les consulto a las empresas sobre el estado de sus operaciones en el exterior respecto del año anterior. En esta oportunidad, la comparativa fue sobre 2020/2021.

En lo que corresponde a las exportaciones, aumentaron interanualmente para 50% de las empresas participantes. De ese porcentaje, para el 27% se incrementaron entre 1% y 25%; para 21%, entre 26% y 50%. En menor medida, pero mostrando una diferencia con la encuesta realizada el año pasado, el 2% de las empresas encuestadas registraron aumentos de las exportaciones por arriba del 50%.

El 25% de las pymes encuestadas manifestaron que sus exportaciones se mantuvieron igual analizándolas interanualmente. De las empresas que mencionaron que sus ventas al exterior disminuyeron, para el 13% lo hizo entre 1% y 25%.

Con respecto a las importaciones, 61% de las firmas informó que sus compras al exterior aumentaron interanualmente. Desagregando ese porcentaje, en su mayoría lo hizo de 1% al 25%. Por su parte, el 27% manifestó que sus importaciones se mantuvieron igual y el 12% mostró que hubo una disminución en sus compras.

Problemáticas en las exportaciones

Cuando se les pregunta a las empresas cuáles fueron las problemáticas que sufrieron a la hora de exportar, responden que los mayores inconvenientes son las restricciones y/o mayores costos en la logística nacional debido a las demoras y altos costos que esto genera, influenciado esto por la problemática mundial de falta de contenedores y espacio en los buques.

La segunda problemática se refiere al atraso cambiario que genera una pérdida en la competitividad de los productos argentinos.

En tercer lugar aparecen las constantes dificultades que enfrentan las empresas para importar insumos para la producción de bienes exportables.

Problemática en las importaciones

Qué debería hacer el Estado

Al consultar sobre las problemáticas en las importaciones, queda claro que las principales dificultades que enfrentan las empresas argentinas a la hora de comprar productos al exterior son las autorizaciones y permisos para importar, las restricciones cambiarias, y las restricciones y costos de la logística, constituyéndose como recurrentes complicaciones en el momento de importar.

La primera de ellas está relacionada a los retrasos existentes en la aprobación de las Licencias No Automáticas y trabas constantes en la operatoria del comercio exterior. Por otro lado, las restricciones cambiarias se derivan de los controles de cambios que aplica el Banco Central a las importaciones argentinas. Y, por último, al igual que en las exportaciones, las restricciones y mayores costos de la logística, tanto nacional como internacional, en parte vinculadas a la falta de contenedores y espacio en buques.

En esta edición, al preguntarles sobre las medidas que debería tomar el Estado para mejorar la situación de las empresas, se añadió la opción “reducción de obstáculos para importar” y el resultado fue claro, ya que, en su mayoría, las compañías argentinas ven como principal problema las trabas que se imponen a los productos importados, principalmente aquellas que importan insumos para la producción que luego son productos exportables.

Política cambiaria

Con el mismo porcentaje de incidencia, y tal como resultó en la encuesta anterior, otras de las medidas que las empresas creen que debería instrumentar el Gobierno son políticas cambiarias diversas. Esta medida está relacionada tanto con las problemáticas de las exportaciones como en las importaciones, mencionadas en preguntas anteriores. Por un lado, el poco conveniente tipo de cambio al momento de ingresar divisas y por el otro, a los constantes controles de cambios que se aplican en las importaciones.

La reducción de impuestos y/o derechos a las exportaciones es un pedido que se viene repitiendo en todas las ediciones anteriores, lo que sugiere que un alivio impositivo resulta primordial para el desarrollo de la actividad. Lo mismo ocurre con la reducción de costos portuarios y logísticos, relacionado con las principales problemáticas en las importaciones y en las exportaciones nacionales.

¿Cuál cree que es la principal medida que el Estado debería tomar para mejorar la situación de las empresas a nivel de Comercio Exterior?

Qué hicieron las empresas

Por último, se consultó sobre las medidas que adoptaron las empresas para tratar de sostener las operaciones de comercio exterior durante los años de pandemia (2020 y 2021) lo que llevó a que, en su mayoría, hayan generado nuevas estrategias comerciales con la búsqueda de nuevos destinos y/o proveedores a nivel regional.

En menor medida, las compañías encuestadas optaron por la diversificación de la producción. Las que pudieron, generaron inversiones propias y buscaron nuevos inversores para sostener la situación y de esa manera seguir comercializando con el exterior.

Un punto importante es el bajo porcentaje de empresas que tomaron la decisión de reducir los costos laborales pudiendo sostener los puestos de trabajo existentes.

Por debajo de este porcentaje, pocas empresas optaron por cambiar su estrategia de comercialización hacia la utilización de plataformas de comercio electrónico.

¿Qué medidas ha adoptado para sostener las operaciones con el exterior durante 2020 y 2021?