La flexibilización de las restricciones por la variante Omicron en China ayudó a aliviar las limitaciones de la cadena de suministro y contribuyó a una mejora del rendimiento de la carga aérea global en mayo. América latina fue la única región que registró un aumento en los volúmenes de carga (13,8%).

De acuerdo con el último informe distribuido por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), en mayo, la demanda global, medida en toneladas-kilómetro de carga (CTKs por su sigla en inglés), fue 8,3% inferior a los niveles del mismo mes de 2021 (-8,1% para las operaciones internacionales), lo que supone, de todos modos, una mejora respecto al descenso interanual del 9,1% observado en abril.

Más capacidad

El comunicado de IATA muestra que la capacidad fue 2,7% superior a la de mayo de 2021 (+5,7% para las operaciones internacionales), y que ello compensa con creces la caída interanual del 0,7% registrada en abril.

La capacidad aumentó en todas las regiones, siendo Asia-Pacífico la que experimentó el mayor crecimiento.

Desde IATA, organización que representa a 290 compañías aéreas que concentran alrededor del 83% del tráfico aéreo mundial, explican que los resultados del desempeño de la carga aérea se ven afectados por varios factores:

  • La actividad comercial se aceleró ligeramente en mayo, ya que se redujeron los bloqueos en China debido a Omicron. Las regiones emergentes también contribuyeron al crecimiento con mayores volúmenes.
  • Los nuevos pedidos de exportación, un indicador adelantado de la demanda de carga y del comercio mundial, disminuyeron en todos los mercados, excepto en China.
  • La guerra en Ucrania sigue perjudicando la capacidad de carga utilizada para servir a Europa, ya que varias aerolíneas con sede en Rusia y Ucrania eran actores clave de la carga.

“Mayo ofreció noticias positivas para la carga aérea, sobre todo por la relajación de algunas restricciones ante el avance de Omicron en China. En términos desestacionalizados, hemos visto un crecimiento (0,3%) tras dos meses de descenso. El retorno de la producción asiática al suavizarse las medidas contra el Covid-19, especialmente en China, apoyará la demanda de carga aérea. Y el fuerte repunte del tráfico de pasajeros aumentó la capacidad de las bodegas, aunque no siempre en los mercados donde la escasez de capacidad es más crítica. Sin embargo, habrá que vigilar atentamente la incertidumbre de la situación económica general”, comentó Willie Walsh, Director General de IATA.

Desempeño regional

  • Asia-Pacífico. Las aerolíneas de esta región vieron cómo sus volúmenes de carga aérea disminuían un 6,6% en mayo en comparación con el mismo mes de 2021. Se trata de una mejora significativa con respecto al descenso del 15,8% registrado en abril.

Los operadores se han visto fuertemente afectadas por la menor actividad comercial y manufacturera debido a los cierres relacionados con Omicron en China, aunque esta situación empezó a remitir en mayo al levantarse las restricciones. La capacidad disponible en la región cayó un 7,4% en comparación con mayo de 2021.

  • Norteamérica. En esta zona, en mayo, se registró un descenso del 5,7% en los volúmenes de carga en comparación con el mismo mes de 2021.

La demanda en el mercado Asia-Norteamérica siguió siendo escasa, sin embargo, otras rutas clave como Europa-Norteamérica siguen siendo fuertes.

La capacidad aumentó 6,8% en comparación con mayo de 2021. Varios transportistas de la región recibirán este año cargueros, lo que debería ayudar a abordar la demanda reprimida en las rutas en las que se necesita si no persisten los vientos en contra de la economía.

  • Europa. Las aerolíneas experimentaron un descenso del 14,6% en los volúmenes de carga en mayo en comparación con el mismo mes de 2021. Este fue el peor resultado de todas las regiones.

Lo que ocurre en esta región es atribuible a la guerra en Ucrania. La escasez de mano de obra y la menor actividad manufacturera en Asia debido a Omicron también afectaron a los volúmenes. La capacidad aumentó un 3,3% en mayo en comparación con mayo de 2021.

  • Oriente Medio. Los transportistas experimentaron un descenso interanual del 11,6% en los volúmenes de carga en mayo. Los beneficios significativos del tráfico redirigido para evitar volar sobre Rusia no se materializaron. Esto se debe probablemente a los persistentes problemas de la cadena de suministro en Asia.

La capacidad aumentó un 7,6% en comparación con mayo de 2021.

  • Latinoamérica. Las aerolíneas informaron un aumento del 13,8% en los volúmenes de carga en mayo en comparación con mayo de 2021. Fue el rendimiento más fuerte de todas las regiones.

Las aerolíneas de esta región han mostrado su optimismo introduciendo nuevos servicios y capacidad, y en algunos casos invirtiendo en aviones adicionales para la carga aérea en los próximos meses.  La capacidad en mayo aumentó un 33,3% en comparación con el mismo mes de 2021.

  • África. Los operadores vieron cómo el volumen de carga disminuyó un 1,5% en mayo en comparación con mayo de 2021. Esto fue significativamente más lento que el crecimiento registrado el mes anterior (6,3%). La capacidad fue un 3,0% superior a los niveles de mayo de 2021.

Imagen de portada: Sanofi Pasteur