fbpx

Luego de los planteos elevados a la Secretaría de Comercio Exterior del Ministerio de Desarrollo Productivo, la Cámara de Importadores de la República Argentina (CIRA) informó los resultados de la reunión con Ariel Schale, titular de la Secretaría y encargado de la instrumentación de las licencias no automáticas.

“Los funcionarios se mostraron receptivos y dejaron en claro que la adminsitración del comercio será activa y rigurosa, con fuerte objetivo puesto sobre las sociedades apócrifas y la subfacturación”, indicó la CIRA en un comunicado.

Sucede que durante el último período del Gobierno de Cristina Fernández, en el tiempo de las declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), muchos fraguaron documentos de importación (con sociedades falsas) para hacerse de los dólares negados por el cepo y girarlos al exterior.

Asegurar el normal desempeño

Según destacaron de la entidad que preside Rubén García, se manifestó la voluntad de “no perjudicar el normal desempeño del sector importador y muy especialmente el que abastece a la industria y a la producción”.

Entre las aclaraciones surgidas de la audiencia informaron:

  • “El plazo de validez de una SIMI -a partir de la publicación de la resolución 1/2020- será efectivamente de 90 días, con una prórroga semiautomática que se dará por un plazo adicional de otros 90 días. El proceso de solicitud de prórroga está, actualmente, en pleno desarrollo.
  • Dentro de las próximas 3 semanas se pondrá en funcionamiento a nivel aduanero, la diferenciación en los márgenes de tolerancia del valor FOB de una SIMI aprobada con anterioridad y con posterioridad a la resolución 1/2020. Ello implica que las SIMI aprobadas antes del 9/1 del corriente, volverán a tener una tolerancia del 7% y no del 5%, como actualmente solicita el sistema.

Tiempos del Banco Central

La CIRA entregó el documento confeccionado con las consultas operativas planteadas por los socios de la entidad en relación con el formulario de “solicitud de proyecciones de Importación” y a ciertos aspectos de la resolución 1/2020.

Más allá de la ampliación del universo de productos que deben tramitar licencias para su importación, la CIRA acercó además la preocupación por “el perjuicio que está causando en las operaciones de importación la comunicación A-6844 del Banco Central”.

La norma financiera obliga a los operadores a ingresar las mercaderías a los 90 días de haber girado el anticipo al exterior de la importación.

Imposible cumplimiento

Dicho plazo, manifestaron, “es de imposible cumplimiento para orígenes del Lejano y Medio Oriente, así como también de ciertos países de Europa o de determinados bienes de capital, cuyo plazo especial de 270 días tampoco alcanza”, argumentaron.

Además de García y Chale, participaron de la reunión los directores de la Secretaría Alejandro Barrios y Guillermo Bormioli.

Dejar un comentario