fbpx

La postal se repite a diario.

Bases que elevan a los secretarios generales de los gremios (y a las autoridades municipales) que no están dadas las condiciones de sanidad necesarias para proteger a los trabajadores de la cadena del comercio exterior frente al contagio del coronavirus.

Cámaras empresarias que señalan que los protocolos para cumplir con los servicios impostergables se acordaron con las autoridades sanitarias. .

Nerviosismo

Impaciencia y nerviosismo son el común denominador, y sólo reflejan el estado de ánimo existente ante la dificultad o desafío de cubrir todo el sistema portuario y su litoral marítimo y fluvial con los controles necesarios.

Esto, al margen de los reconocidos e ingentes esfuerzos realizados por las fuerzas de seguridad y el personal médico de Sanidad de Fronteras para proteger la cadena y evitar interrupciones en el flujo logístico.

Pero la tarea podría ser más titánica de lo que parece. Y tal vez por eso los gremios toman decisiones unilaterales, que suenan a medidas de fuerza, para “colaborar” con la interrupción del contagio.

Y entran así en conflicto inevitable con una decisión oficial acertada de “no interrumpir” los servicios impostergables del comercio exterior.

Otro día más donde, ese justo equilibrio de lo racional, que cubra las preocupaciones e intereses de todos, se hace esquivo.

Situación actual

La Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC), la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) informaron que se multiplicaron las medidas discrecionales de municipios bloqueando el movimiento de mercaderías con origen y destino a terminales portuarias. Se registran mayormente en Santa Fe y Córdoba, luego en menor medida en Buenos Aires y Entre Ríos, y en casos aislados de Catamarca, La Pampa y Formosa. En San Luis, la restricción es provincial.

La Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (Capym) señaló por su parte que el  Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) se negó a darle servicio a un buque de la naviera estatal china Cofco, en Timbúes.

A la preocupación manifestada por Urgara, el gremio de los recibidores de granos –personal a cargo de la inspección de bodegas de buques– se sumó ahora un comunicado del Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, que dijeron que no atenderán ningún buque que ingrese en el país sin cumplir con los 14 días de cuarentena.

Cuarentena a buques ingresantes

La medida apunta a los buques con carga de importación que zarparon puertos de países de riesgo (como Brasil) y que no hayan cumplido los 14 días de cuarentena desde el último puerto de salida antes de recalara en el primer puerto argentino. Es decir, sólo los atenderán cuando completen (fondeados) los 14 días de cuarentena.

Pero no sólo incluye a los buques cargados que lleguen al país. También a los que llegan en lastre (buques con bodegas vacías) para cargar en la Argentina mercadería de exportación. Así, barcos graneleros, por ejemplo, que lleguen para cargar aceites, harinas y granos en general sólo amarrarán en puerto cuando completen los 14 días de cuarentena.

“Todos aquellos buques que transporten mercaderías, combustibles o insumos necesarios para garantizar las respuestas a esta crisis sanitaria, como el normal funcionamiento de las industrias alimenticias, médicas, farmacéuticas, de la comunicación, etc, serán atendidos, aun cuando no hayan cumplido con la cuarentena”, aclararon.

Trade News consultó al secretario general del Centro de Patrones, Julio González Insfrán al respecto, quien manifestó que “sólo el 5% de los buques se verá afectado”.

Días atrás, los prácticos plantearon también la dificultad del cumplimiento con los protocolos de seguridad. Pero plantearon soluciones para ayudar tanto a Prefectura como a Sanidad de Fronteras para poder cumplir con las tareas de control, al tiempo que garantizaron que no serán ellos, al menos, quienes interrumpan el servicio a los buques extranjeros.

El pedido de Fempinra

A su turno, la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra), donde están representados todos los gremios marítimos, emitió otro comunicado donde consideró “necesario informar que nuestra actividad ha sido expresamente exceptuada de la medida de aislamiento social, preventivo y obligatorio, en virtud del carácter esencial del servicio prestado, cuyas implicancias –que se relacionan con el comercio en general- nadie puede desconocer”.

Pero ante la preocupación que crece por los contagios, exigieron de manera “urgente” a los empleadores “privilegiar la vida y salud (física y psíquica) de todos los trabajadores y trabajadoras representados, a cualquier otro interés o fin empresario”, así como también “dar cabal cumplimiento con todas las medidas de seguridad relacionadas con la restricción de todo tripulante de embarcaciones internacionales, y con el otorgamiento de elementos de bioseguridad, para todos los trabajadores que puedan entrar en potencial contacto con los buques y/o con la mercadería de carga”.

Asimismo, plantearon la necesidad de “establecer dotaciones mínimas” para cumplir con las tareas, “limitar las convocatorias de trabajadores al mínimo posible” y “dar aviso inmediato a las aseguradoras de riesgos de trabajo para la implementación ordenada y coordinada de todas las medidas requeridas”. ç

Acciones de Prefectura

En tanto, la Prefectura Naval, a diario informa sobre los controles a buques extranjeros que se encuentran en puertos argentinos.

“Especialistas de la Fuerza inspeccionaron, junto a personal de la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, el buque Sapphire Island, que estaba en la rada principal de Ramallo, comprobando que (la tripulación) se encuentra en buenas condiciones y sin sintomatología de COVID-19”, indicó Prefectura.

“En La Plata, médicos de Prefectura y de la mencionada Dirección abordaron los buques Cosco Shipping y Gral. Croatia, y examinaron a sus tripulantes. De esta forma se verificó que todos se encuentran con ausencia de sintomatología”, concluyeron.

2 comentarios

  • Carlos Velar dice:

    Con la acotación que hace el señor Mariano Moreno, convierte en visceral un comentario que debería ser técnico y enriquecedor de un dilema que tiene verdad en ambas puntas del conflicto.
    El instinto lo lleva a leer apresuradamente .¿¿No habrá llegado la hora de encarar los problemas con una mirada amplia y constructiva?

  • Mariano Moreno dice:

    Mienten y desinforman.
    Las medidas son claras y garantizan el ingreso de insumos, combustibles y demás mercaderías.

    (N. de la R.: Estimado Mariano, por favor, ¿cuál es la mentira? El secretario general de tu gremio señaló que “sólo el 5%” de los buques se verán afectados. Y APARECE CITADO. ¿En qué estamos desinformando si prácticamente citamos la totalidad del comunicado de prensa que emitieron tanto ustedes como el SOMU)