fbpx

Operadores logísticos y transportistas de carga advirtieron que los incrementos en los costos de las actividades rondan el 10% en los primeros seis meses del año.

De acuerdo con los indicadores que regularmente elaboran la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol) y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), las actividades registraron incrementos en los principales componentes, a pesar de la retracción de la economía producto de la recesión y las restricciones derivadas de la pandemia.

De acuerdo con Cedol, los costos del mes oscilaron entre el 0,5 y el 2%, acumulando entre 13 y 20 por ciento en lo que va del año.

“La suba de costos corresponde a los incrementos salariales dispuestos por la paritaria con Camioneros, en marzo, así como también a la provisión de elementos de seguridad para los colaboradores, estipulados por las autoridades nacionales y el sindicato para la prestación de servicios”, señalaron desde Cedol.

Por su parte, Fadeeac informó incrementos del orden del 0,6% para junio –lo que marca una desaceleración respecto de los meses previos– y de un 9,7% para los primeros 6 meses del año.

Distorsiones

“El indicador del primer semestre experimentó una nítida desaceleración de sus costos respecto de 2019, aumentando prácticamente la mitad de lo registrado en igual período del año anterior donde entre enero y junio el aumento fue del 18,3%”, explicaron en Fadeeac.

Los operadores logísticos explicaron que “desde el 20 de marzo hasta la fecha, los costos se han visto distorsionados por factores ajenos a los contemplados en el Índice, como mayor cantidad de personal asignado a las operaciones para reemplazo del personal de riesgo o desdoblamientos de turnos, según los protocolos definidos”.

“Éstas, y otras acciones, generan una pérdida significativa de la productividad en las empresas del sector, a la cual también se suma la disminución de los volúmenes operadores, que provocan una importante distorsión en las tarifas variables”, argumentaron.

En Cedol subrayaron la preocupación que genera ver que “los tiempos de la pandemia se extienden” lo que llevará probablemente a instrumentar “medidas de seguridad adicionales”.

Mismo volumen

“Es clave remarcar que -aún en las actividades permitidas y cumpliendo con los mismos niveles de servicio para un mismo volumen- se ha verificado que se requiere mayor cantidad de recursos que los proyectados porque se tuvieron que modificar las operaciones y se volvieron más costosas”, indicaron.

Desde los representantes de las cámaras que agrupan a las distintas empresas de camiones, remarcaron que los principales incrementos de los costos se registraron en impuestos como el de patentes (58%), y en segundo lugar los gastos generales (32%) seguidos por los gastos de personal y neumáticos (21%, respectivamente).

Advirtieron que otro de los componentes históricos (combustible) se mantuvo sin cambios y que sí se registró una abrupta retracción del costo financiero (-27%) “en el marco de las fuertes bajas de las tasas de interés como factor contracíclico al notorio deterioro en la cadena de pagos que están sufriendo las empresas, dada la caída de la actividad”.

“Si bien por lógicas razones los costos han aumentado menos comparado con el mismo periodo que el año anterior, el sector atraviesa una situación muy delicada: aún con relativa libre circulación la actividad cayó un 30% y estimamos que el 30% del sector va a desaparecer para cuando haya terminado la crisis derivada de la pandemia”, aseguró Martín Borbea Antelo, secretario general de FADEEAC.

Dejar un comentario