fbpx

La logística marítima es bastante compleja y lidia con varios cambios que suceden en simultáneo, y que debe enfrentar en el corto y mediano plazo para que el flujo de trabajo no se detenga.

Nos referimos a las navieras, los puertos, las terminales y los freight forwarders, y los 4 principales cambios que ellos, los actores de la logística marítima, deben encarar.

Sostenibilidad 

La industria marítima es considerada una de las grandes contaminadoras del medio ambiente, y por ende, debe asumir más responsabilidad en revertir las causas del cambio climático.

Hablar de sostenibilidad es hablar del uso de tecnología marítima sostenible. Debido a esto es que las navieras están invirtiendo en adaptaciones a sus buques con nuevos sistemas de depuración de gases, motores más ecológicos y fuentes alternas de energía (eólica, solar, vegetal, etc.).

En tanto, los puertos ya hablan de adaptar sus muelles para contar con conexiones eléctricas para buques y con surtidores de nuevos tipos de combustible, entre otras cosas. Los freight forwarders por su parte, están adoptando métodos digitales y automatizados, como su forma de ser sostenibles.

E-commerce

Con consumidores cada vez más familiarizados con las compras en línea, desde y hacia cualquier parte del mundo, la presión sobre el comercio global y la logística marítima es evidente.

Pero ¿están todos los actores preparados para afrontar un crecimiento cada vez más acelerado? ¿Forman parte ya de la nueva era? ¿Entienden las oportunidades de crecimiento que esto ofrece y saben cómo aprovecharlas?

Algunos sí, en especial los freight forwarders que ya han implementado el e-Pricing como su herramienta digital para ofrecer la instantaneidad que busca el consumidor o el cliente final, pero falta que los demás lo implementen también.

Mano de obra

El uso de nuevas tecnologías en la industria marítima (tecnología blockchain, por ejemplo) hace que más personas deban prepararse para entenderlas y poder aplicarlas. Esta especialización de mano de obra es cada vez más demandada en el campo laboral de la cadena de suministro global.

Sin embargo, también aumenta la demanda de la mano de obra automatizada para hacer más eficiente las tareas de logística.

Prueba de que esto ya está pasando es que DB Schenker usa robots con capacidad de percepción visual para la selección y clasificación de productos dentro de sus almacenes; el puerto de Amberes usa drones en sus operaciones para entrega de paquetes, vigilancia y emergencias; MOL está incorporando el reconocimiento gráfico y grabación de imágenes en embarcaciones, soportado en IA y máquinas de aprendizaje automático, abonando terreno a sus objetivos de desarrollo en navegación autónoma y esto por sólo nombrar algunos ejemplos del nuevo tipo de mano de obra que están buscando para este negocio.

Digitalización

Desde hace tiempo, grandes transacciones de la logística marítima se hacen de forma 100% digital, gracias a los ecosistemas digitales de navieras.

Sin embargo, falta mucho para que la industria más grande e importante del comercio internacional esté inmersa en la era digital, razón por la cual puertos, aduanas y gobiernos, entre otros, se están uniendo para promover la digitalización en la industria y estandarizarla.

En el proceso, los softwares especializados y la RPA (automatización robótica de procesos) están logrando grandes avacnces, con los que todos pueden operar de manera más eficiente, rápida, segura y a un costo menor. Entre ellos, el software de Cargofive.

Los cambios son buenos, y los que deben afrontar todos los que están involucrados en la logística marítima también lo son para el planeta, la gente, la economía y la evolución.


Contenido desarrollado por Cargofive

Dejar un comentario