El Índice de Costos de Transporte elaborado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) volvió a mostrar en junio un significativo aumento de 8,51% tras registrar en mayo el incremento récord de 10,59%. En el primer semestre de 2022 el sector tuvo un aumento acumulado de 48,6%.

Las fuertes subas registradas en el Combustible desde mediados de junio y que alcanzan un aumento mensual del 18% del gasoil implican una suba del 70% del Combustible en el período (enero-junio 2022).

Con este registro, la variación acumulada alcanza un récord de aumento de costos de transporte de 48,6% sólo en el primer semestre de 2022, en un contexto de continuidad de aceleración de la inflación minorista y mayorista en la economía -en particular desde el segundo trimestre del año-, como así también de la ampliación de las brechas cambiarias, con todo lo que ello conlleva en cuanto a incertidumbre futura sobre los niveles de precios y costos.

Como contrapartida, la economía real también viene evidenciando niveles de actividad aceptables en el transcurso del año teniendo en cuenta la fuerte recuperación económica general experimentada desde el segundo semestre de 2021.

76% en 12 meses

Con el incremento de junio, la variación acumulada alcanza el 76% en los últimos doce meses, luego de cerrar 2021 en 49%, y tras los considerables aumentos de costos en 2018 (61,5%) y 2019 (47%).

El estudio, realizado por el Departamento de Estudios Económicos de Fadeeac y auditado por la Universidad Di Tella, mide 11 rubros que impactan directamente en los costos de las empresas de transporte de cargas de todo el país, y es referencia en buena medida para la fijación o ajuste de las tarifas del sector.

En junio, al igual que en febrero, marzo y mayo, la mayoría de los rubros mostraron subas, y varios de los mismos volvieron a exhibir aumentos decididamente relevantes.

Liderazgo del combustible

En primer término, en junio, se destaca un nuevo y significativo aumento del Combustible (17,79%) tras el fuerte incremento también de mayo, abarcando tanto el segmento mayorista como minorista y en un marco de dificultades para el normal aprovisionamiento del gasoil en las regiones del país afectadas por la escasez, así como de continuidad de fuertes tensiones en el mercado internacional.

Lubricantes, por su parte, se incrementó 11% en junio tras las marcadas subas de marzo, abril y mayo.

En segundo lugar, sobresalen los rubros relacionados con el equipo de transporte, con Material Rodante mostrando la suba más elevada (14,65%), seguido por Seguros (12%) y Reparaciones (9,15%) volviendo a exhibir otro incremento relevante.

A continuación, Neumáticos vuelve a mostrar otro importante aumento mensual (5,62%), registrando el sexto incremento mensual y consecutivo desde el comienzo de 2022, tras el récord de 103,7% en 2021.

Finalmente, Gastos Generales marca 6,60%, mientras que Personal (Conducción) (-5.46%) responde a la finalización de la asignación extraordinaria no remunerativa rubricada en diciembre de 2021 y registrada entre febrero y mayo, inclusive.

El resto de los rubros (Peaje, Patentes), con excepción del Costo Financiero (18,8%), no ha sufrido modificaciones en relación al mes anterior.

Aumento sostenido

Con el récord de aumento de costos en 20 años (casi el 49 % de suba del Índice de Costos y el 71 % en Combustible sólo en el primer semestre de 2022), continúa muy sostenido el aumento de costos en el transporte de cargas.

En el marco de inflación mundial más alta en 40 años –EE.UU., la primera economía mundial, marcó el récord de inflación anual de 8,6 % en dólares en mayo-, y de, asimismo, el récord de inflación doméstica desde 2002 (las principales proyecciones de IPC en Argentina estiman un piso de 65% para 2022), los costos del transporte de carga superan por varios puntos a la inflación minorista (proyección), en un marco donde ambos indicadores enfrentan subas récord en 2022.

Los costos del transporte de carga y logística afrontan esta situación en un marco de alta nominalidad de inflación en la economía argentina y por el gran incremento registrado en el gasoil, principal insumo en la estructura de costos del sector (representa entre 33 % y 36 % en la media y larga distancia en términos generales), teniendo en cuenta la compleja situación del mercado de petróleo a nivel mundial.

En este sentido, al igual que en la mayor parte de las economías occidentales, los muy elevados precios de las commodities energéticos y alimenticios (que encadena la salida de la pandemia con la guerra en Ucrania) han llevado el barril internacional desde unos US$80 a US$120 (una suba en torno al 50%), lo que está ejerciendo una enorme presión sobre las empresas de transporte y logística a nivel mundial. La última semana de junio el barril cotizaba entre US$110 y US$115.