El Centro Despachantes de Aduana (CDA) presentó un recurso de amparo y solicitó una medida cautelar en contra del apartado Comercio Exterior (Título V) del decreto de necesidad y urgencia 70/23, referido a la desregulación de la actividad aduanera.

Tras considerar el impacto en la actividad de los despachantes de aduana, la acción legal presentada expresa el “compromiso inquebrantable con la defensa de nuestra profesión y la historia de una Institución centenaria”, destacaron desde el CDA.

Argumentaron que el accionar del despachante de aduana está configurado como un “sector socialmente vulnerable” en los términos del artículo 10 ley 26.854 (sobre medidas cautelares) dado que estos profesionales “actúan por su  propia cuenta y que han visto reducido en un 30% su trabajo en los últimos dos años como consecuencia de las Licencias de Importación, las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación, el Sistema de Monitoreo de Importaciones y mediante el Sistema de Importaciones de la República Argentina”.

Incertidumbre

“Somos conscientes de la incertidumbre y la intranquilidad que el Decreto 70 ha generado. Por tal motivo, la institución actuó en consecuencia explicando a la sociedad cual es la función que desempeñamos profesionalmente y los riesgos que implica la actuación en nuestra actividad de personas sin preparación y capacitación previa. Esta presentación es por nosotros y por la sociedad en su conjunto”, agregaron.

En tal sentido, más allá de la protesta formal, los despachantes de aduana propusieron “trabajar juntos” en la actualización de la ley 22.415 (Código Aduanero) “y de esta manera poder elaborar un plan de acción en conjunto que permita seguir evolucionando teniendo en cuenta los intereses y necesidades de todas las partes involucradas”.

Amparo

Descargar (PDF, 389KB)