fbpx

El Instituto Nacional del Agua (INA) advirtió que se espera “un agravamiento de la bajante en el río Paraná” en su último informe.

“Con la tendencia prevista, todo el tramo del río Paraná en territorio argentino alcanzaría niveles de similar orden a los registrados en el año más bajo de la historia registrada: 1944”, señaló el organismo tras agregar que “no se espera una mejora sensible en los próximos meses”.

“El mes de julio –continuó el INA– será especialmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, especialmente la captación de agua fluvial para consumo urbano”, anunció, subrayando que la gravedad excede la navegación comercial e impacta ya de lleno en la ciudades ribereñas.

Las estadísticas del INA dan cuenta de que no se registraron precipitaciones durante la última semana en el tramo argentino de la cuenca, proyección que se mantiene para la semana entrante.

Situación crítica

Según el relevamiento, por ejemplo, en Corrientes/Barranqueras, el nivel alcanzó una cota próxima a 0,65 y 0,70 metro respectivamente. “Hoy se registran lecturas próximas a 0,48 m y 0,55 m, por debajo en 2,50 metros del límite de aguas bajas, y 3,24 m por debajo del promedio mensual de junio de los últimos 25 años”, explicó el reporte del organismo.

“La disminución importante de los caudales desde la alta cuenca del río Paraná llevará los niveles en esta confluencia con el río Paraguay a valores críticamente bajos, del orden de los mínimos históricos. En las próximas dos semanas irían evolucionando hasta aproximarse a valores cercanos a los ceros de escala. La futura evolución dependerá fuertemente de la evolución de las lluvias en la región, especialmente en la parte de la cuenca de aporte de respuesta más rápida (cuenca del río Iguazú, cuenca próxima al embalse de Itaipú y cuenca de aporte al tramo misionero-paraguayo)”, amplió el Instituto.

En Rosario, por ejemplo, el nivel permaneció en descenso durante toda la semana pasada, disminuyendo aproximadamente 0,78 m. Las últimas lecturas registradas la ubican en estos días en torno a 0,24 m, muy cerca de los mínimos observados en 2020. “El promedio semanal (0,51 m) se ubica en 2,84 m por debajo del promedio de junio desde 1996. El panorama hidrometeorológico indica pocas probabilidades de repunte, durante los próximos días se mantendría oscilante en el rango 0,20/0,35 m”.