fbpx

El Puerto San Pedro fue uno de los puertos exportadores por excelencia de limones y cítricos de la Argentina. Pero a veces, su lucha por contar con un acceso debidamente mantenido fue infructuosa: los fondos no llegaban, el dragado no podía realizarse y paulatinamente la fruta optó por otros puertos de salida.

Los dragados de emergencia, muchas veces, dependieron del esfuerzo de los operadores privados, pero la sustentabilidad del mantenimiento se hacía esquiva. Y la previsibilidad comercial corría la misma suerte.

Desde hace unos años, el consorcio portuario logró un acuerdo con Jan De Nul para el mantenimiento necesario, obras necesarias para que no sólo se generaran nuevas exportaciones (como los granos orgánicos), sino también operaciones netamente de importación, como la que se realizó a partir de la llegada del buque frigorífico Elvira, de casi 152 metros de eslora y 23 de manga, cargado con 4300 pallets de bananas.

Primera importación

“Se trata de la primera operación formal de importación con bananas procedentes de Guayaquil, Ecuador (otro puerto dragado por Jan De Nul), y luego de una gestión realizada a través de operadores portuarios que han elegido al Puerto de San Pedro, consolidando el perfil que le he permitido destacarse para la exportación de alimentos”, indicó Eliseo Almada, presidente del puerto.

La operación fue posible gracias a una campaña de dragado que, tras casi 10 años, fue financiada íntegramente por el consorcio tras la licitación ganada por la empresa belga, que posicionó la draga Alvar Nuñez Cabeça de Vaca.

El buque amarrará en el muelle sampedrino este lunes 27, y la carga será trasladada con un operativo especial de parte de las empresas intervinientes hacia los centros de distribución y comercialización.

Oportunidad

“Esta importación, que también de reviste características especiales para el país ya que es la primera operación de este tipo en dos décadas, llega en el final de un gran año en el que se han abierto nuevos mercados y han ingresado como operadores nuevas empresas nacionales internacionales que abren excelentes perspectivas para el futuro, considerando además inversiones en infraestructura que comenzarán en breve y las proyecciones generales en cuanto a las exportaciones del país”, agregaron desde el puerto.

Este producto, antes de llegar a la Argentina por vía marítima, lo hacía a través del puerto chileno de Valparaíso y, luego, a los grandes centros de consumo metropolitanos por vía terrestre.

La gestión comercial conjunta de la adminsitración portuaria, los operadores logísticos y las empresas de dragado permiten explotar el potencial del modo más barato de transporte, como el marítimo-fluvial.