fbpx

Maersk designó al brasileño Roberto Rodrigues al frente del negocio de contenedores para la costa este de América del Sur.

Con 24 años de experiencia, Rodrigues regresó a San Pablo para administrar las operaciones de Maersk en Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, brindando a los clientes servicios de logística terrestre y marítima de extremo a extremo.

Según informó Datamar, antes de regresar a Brasil, Rodrigues estaba en Panamá, donde dirigió las operaciones de Maersk en el Caribe.

Negocio intermodal

Roberto Rodrigues

Rodrigues apuntará a desarrollar el negocio intermodal en toda la costa este, “una de las rutas de carga refrigerada más importantes del mundo, que conecta a los productores de la región con más de 130 mercados”.

“Los clientes desean, sobre todo, servicios de logística de contenedores simples e integrados. Quieren previsibilidad y facilidad para mover bienes”, señaló Rodrigues.

“En la era digital, reservar en línea a un precio fijo es extremadamente importante. Los clientes quieren garantías de precio y confiabilidad. Estamos haciendo todo esto y más ”, añadió.

Un Comentario

  • Los nuevos funcionarios del ministerio de Transporte deben ANALIZAR MUY DETENIDAMENTE esta noticia.
    Es muy bueno que un brasileño tenga un puesto tan alto.
    El porcentaje que tiene Argentina en el total de movimientos de la Costa Este de Sud América es solo 21% (+ o -).
    La mayoría de los armadores que sirven la Costa Este de S.A. ofrecen solo servicios de “Puerto a Puerto”.
    No ofrecen servicios de “Punta a Punta” como es habitual en otros tráficos, porque LAS LEYES DE TRANSPORTE DE LOS PAÍSES de S.A. tienen como su base ideas de las leyes del tiempo del emporio Romano.

    En la exportación de Argentina, un alto porcentaje es de contenedores refrigerados que son MEJOR SERVIDOS CON LINEAS DIRECTAS, SIN TRANSBORDOS.
    Y es ACONSEJABLE que los gobiernos sudamericanos y los grandes armadores comiencen a estudiar JUNTOS, si LOS COSTOS TOTALES DE ORIGEN A DESTINO NO SERÁN MENORES CON BUQUES DEL TAMAÑO QUE ARGENTINA PUEDE RECIBIR, que con LOS BUQUES DE 14.000 O 18.000 que ahora quieren imponer.