fbpx

Grupo Maersk revisó sus proyecciones para 2020 luego de los resultados preliminares del tercer trimestre. De acuerdo con el CEO de A.P. Moller – Maersk, Søren Skou, el holding prevé un “sólido crecimiento de las ganancias en todos nuestros negocios, en particular en Ocean and Logistics & Services”.

“Los volúmenes se han recuperado más rápido de lo esperado, nuestro costo se ha mantenido bajo control, las tarifas de flete han aumentado debido a la fuerte demanda y estamos incrementando rápidamente las ganancias en Logística y Servicios. Las perspectivas para el cuarto trimestre son sólidas por las mismas razones y, por lo tanto, podemos mejorar nuestras expectativas para todo el año”, señaló el principal ejecutivo del grupo.

Volúmenes

De hecho, los volúmenes transportados por vía marítima se redujeron en un 3% en el tercer trimestre de 2020, respecto del mismo período del año anterior, mejorando la proyección de contracción anticipada del orden del 5%.

No obstante, reconocen que las perspectivas para 2021 siguen siendo inciertas debido a la pandemia y porque el impacto positivo de los paquetes de estímulo “pueden ser menos fuerte en 2021”, al tiempo que eventuales nuevos cierres por los rebrotes podrán afectar la demanda.

Reestructuración

Maersk registró ingresos no auditados por US$ 9900 millones y un EBITDA antes de los costos de reestructuración e integración de US$ 2400 millones para el tercer trimestre de 2020, impulsado por una recuperación continua de la demanda y la mejora de costos.

“A.P. Moller – Maersk espera asumir un costo de reestructuración de alrededor de US$ 100 millones en el tercer trimestre de 2020, vinculado al recorte de aproximadamente 2000 empleos producto de los cambios en la organización de la unidad Ocean and Logistics & Services anunciados el 1° de septiembre pasado”, señaló la compañía en un comunicado.

Los resultados del tercer trimestre de 2020 y el impulso actual de las ganancias en todos los negocios permiten proyectar un EBITDA completo para 2020 de entre 7500 y 8000 millones de dólares antes de los costos de reestructuración.