fbpx

Como tercer orador del debate organizado por Lide Argentina y PR Ports “¿Repensamos el sistema marítimo y portuario argentino?”, el director general de MSC Cruceros, Javier Massignani, dejó en evidencia hasta qué grado esta industria necesita previsibilidad y un marco de estabilidad en todo puerto de llamada.

Golpeada como pocas por la pandemia, la actividad de cruceros venía de un fuerte crecimiento en todo el mundo, con más de 30 millones de pasajeros. “La industria va a continuar creciendo tras esta pausa”, confió Massignani.

En el caso argentino, las irregularidades típicas del mercado desafían la planificación necesaria de una industria que “diseña barcos hoy para dentro de 10 años y elabora itinerarios con tres años de anticipación”.

“Siempre vamos a reclamar una terminal propia y con manga, acorde a los grandes players”

Javier MassignaniDirector General de MSC Cruceros

En los últimos años, los cruceros lograron respuestas y descuentos importantes. “Nos escucharon, y eso nos iba a permitir traer buques más grandes”, destacó el directivo de MSC. 

Asimismo, si bien reconoció que hubo mejoras en el Puerto Buenos Aires para la atención de los buques de pasajeros en la terminal Quinquela Martín –que recientemente certificó instalaciones y procesos para estar lista para el regreso de la actividad cuando el Gobierno lo disponga– “siempre vamos a reclamar una terminal propia y con manga, acorde a los grandes players” del sector.

Por otro lado, la economía de escala también aplica a los cruceros y la llegada de buques de mayor porte implica la atención, en un día, de hasta 6000 pasajeros de manera ágil y segura, junto con la propia atención del buque (combustible, alimentos, etc). 

Interrumpidos los planes por la pandemia, Massignani destacó: “Necesitamos seguridades para pensar en la temporada 2024 y 2025. Queremos seguir creciendo y éste es un mercado para explotar”.

A propósito, advirtió que la hidrovía es el principal escollo para la industria “y no sólo por la cuestión tarifaria, que representa el 50% de nuestros costos, sino también por la operatividad de las maniobras con buques más grandes” que irán llegando.

“Necesitamos que el foco se ponga en esta industria, que continuemos desarrollando y ampliando las mejoras estructurales y tarifarias para poder decirles a nuestros jefes que traigan cruceros más grandes porque los estamos esperando”, apuntó.

El ejecutivo resaltó no sólo que la Argentina “es un mercado estratégico” sino que la región es la segunda de más importancia para MSC Cruceros luego de, nada menos que, el Mediterráneo.

La industria de cruceros aporta 150.000 millones de dólares a la economía global y emplea a más de 2 millones de personas. “Cada día de inactividad implica la pérdida de 2500 puestos de trabajo”, subrayó Massignani.

“Necesitamos seguridades para pensar en la temporada 2024 y 2025. Queremos seguir creciendo y éste es un mercado para explotar”

Javier MassignaniDirector General de MSC Cruceros