fbpx

La Dirección General de Aduanas (DGA) habilitó el mecanismo para permitir el cambio en el destino final de aquellas exportaciones que debían enviarse a Rusia, Ucrania y Bielorrusia.

La medida del organismo que encabeza Silvia Traverso busca facilitar la operatoria de comercio exterior de aquellas empresas argentinas que se vieron imposibilitadas a desembarcar su mercadería como consecuencia del conflicto bélico.

De esta forma, la DGA permite que las firmas exportadoras rectifiquen sus declaraciones aduaneras para indicar un nuevo destino para sus envíos, como respuesta a los casos de empresas que por el cierre de los puertos ubicados en zona de guerra no han podido concretar sus operaciones comerciales en las condiciones originalmente pactadas.

Cambios integrales

Se trata de empresas argentinas que ante el estallido del conflicto bélico, debieron modificar el país de destino de las mercaderías, el comprador, las condiciones y precio de venta.

Ante esa situación, la DGA autorizó la rectificación de los datos de las respectivas declaraciones aduaneras, cuando sea requerido por el exportador, en los términos del artículo 322 del Código Aduanero. Para el anticipo de Impuesto a las Ganancias deberá considerarse el nuevo país de facturación y de destino de la mercadería.

Desde la Aduana indicaron que, en el caso en que los valores documentados difieran de los usuales de exportación, una vez rectificada la declaración, deberán remitirse los antecedentes al área de fiscalización de la DGA para su control.