La Aduana volvió a difundir maniobras irregulares dentro del comercio exterior, en este caso, operaciones que involucraron una subfacturación de más del 30% en exportaciones de expeller de soja.

Por la operación, la Dirección General de Aduanas denunció ante la justifica federal a la principal exportadora del subproducto del país, tras detectar que la empresa le vendía a una firma uruguaya que pertenece al mismo grupo económico.

La investigación fue llevada adelante por las áreas de inteligencia del organismo que conduce Guillermo Michel, donde se descubrió que “al menos US$ 1.270.000 (más de 190 millones de pesos) fueron dejados en el exterior” erosionando la base imponible.

Principal exportador

La firma en cuestión -cuyo nombre no trascendió- tiene asiento en la provincia de Entre Ríos y concentra más del 42% de las exportaciones de este bien a nivel nacional. El expeller de soja es lo que queda tras la extracción del aceite del poroto de soja y se destina a la nutrición animal.

“El ardid detectado por la investigación aduanera es grave no sólo en la actual coyuntura de escasez de divisas, sino que además genera competencia desleal con los otros productores de la mercadería en cuestión, tanto argentinos como uruguayos. Por ello, en el marco de las investigaciones, se llevaron a cabo allanamientos ordenados por el Juzgado Federal de Gualeguaychú, a cargo del Dr. Hernán Viri”, informó la Aduana.

Al cierre de esta edición se había procedido al allanamiento de cinco domicilios y varias personas se encontraban demoradas por orden judicial.