fbpx

Silenciosos y menos contaminantes. Esas son dos de las principales ventajas de los “Green Pushback”, los flamantes tractores eléctricos para aviones que acaba de incorporar Iberia.

A pesar del fuerte golpe que la pandemia dio (y sigue dando) al sector aéreo, la compañía española avanza con su plan de innovación y sustentabilidad en este caso incorporando en los aeropuertos de Madrid y Barcelona una flota de vehículos eléctricos, dirigidos por control remoto, que se utilizan para remolcar los aviones hacia atrás antes de la salida de cada vuelo.

Iberia Airport Services informó que los “Green Pushback” permiten reducir en 23.000 kilos las emisiones de CO2 al año por unidad, además de incrementar la seguridad de la operación en rampa y mejorar la puntualidad.

A fines de octubre, la compañía contaba con ocho unidades funcionando en Madrid y El Prat, aunque Iberia Mantenimiento también los utiliza ya en los hangares de La Muñoza y en el de Barcelona.

Autonomía

Los tractores aéreos tienen una gran autonomía y su batería de 80V permite carretear hasta 28 aviones sin necesidad de recarga.

El modelo que incorporó Iberia Airport Services (Mototok Spacer 8600) permite remolcar aviones de fuselaje estrecho como los de la familia A319, A320 y A321 con los que Iberia y Vueling realizan todos sus vuelos de corto y medio radio.

Dentro de su proyecto Go Up! para transformar el negocio de handling, Iberia Airport Services está apostando por soluciones innovadoras y sostenibles.

En los últimos cuatro años, renovó más del 80% de su flota motorizada, incorporado energías alternativas y sustituyendo por modelos eléctricos hasta un 40% de sus vehículos en toda la red de aeropuertos españoles que ofrecen esa posibilidad.

La misma tecnología se utiliza para el carreteo de aviones a los hangares de Madrid y Barcelona cuando hay que realizarles tareas de revisión y reparación.