fbpx

En un comunicado oficial, la naviera francesa CMA CGM anunció que suspendería los incrementos de las tarifas a partir del 9 de este mes y hasta el 1° de febrero de 2022.

El armador es el tercero del ránking mundial de armadores que elabora la consultora Alphaliner. Maneja una capacidad global equivalente superior a los 3 millones de TEU y su participación de mercado asciende al 12,1%.

El presidente de CMA CGM, Rodolphe Saade, recibió al presidente de Francia Emmanuel Macron a principios de mes en las oficinas de la naviera

Con 539 buques (151 propios y 388 charteados) y órdenes de construcción por otros 44 buques (525.452 TEU de capacidad), el armador francés parece haber salido de una zona de confort en la que las líneas navieras están batiendo récords de ganancias por los elevadísimos valores de los fletes internacionales.

Producto de la persistencia de los brotes de covid-19, la congestión de las terminales y la disrupción en el reposicionamiento de equipos, las demoras en la cadena impulsaron subas en los fletes que desconocen antecedentes: en la costa esta de América del Sur, los incrementos en un año se acercan al 900%.

En este contexto, el armador francés decidió “priorizar su relación a largo plazo con los clientes ante una situación sin precedentes en la industria marítima”.

Alcance

“Si bien se espera que estos aumentos de tarifas continúen en los próximos meses, el Grupo ha decidido suspender cualquier aumento adicional en las tarifas de fletes spot para todos los servicios”, indicó el comunicado.

Esto abarca a las cotizaciones emitidas por CMA CGM, CBC, Containerships, ANL, APL y la brasileña Mercosur Line.

Según informó, para intentar ponerse a tono con una demanda activa, el grupo “aumentó la capacidad de su flota operada en un 11% desde el 31 de diciembre de 2019, mediante la incorporación de nuevos buques y la compra de buques de segunda mano. Durante los últimos 15 meses, el Grupo también ha aumentado su flota de contenedores en 780.000 TEU”.

La decisión fue celebrada y recibida con sorpresa en las redes. El armador francés tomó la decisión en solitario, y la incógnita es qué harán no sólo sus socios en Ocean Alliance (Cosco y Evergreen), sino cómo reaccionarán el resto de las líneas ante un hecho del mercado inexorable: este nivel de fletes no es sustentable.

Tal vez, la jugada francesa “obligue” al resto de los líderes a replicar medidas similares para congraciarse con cargadores que vienen soportando fletes récords.