Compañía Sud Americana de Dragados anunció el inicio de las tareas de mantenimiento del canal central del sistema portuario en Bahía Blanca con el objetivo de garantizar la navegabilidad de los buques de hasta 45 pies de calado.

Los trabajos en el puerto bahiense se suman a las obras de dragado que la empresa subsidiaria de la belga Jan De Nul realiza en el Puerto La Plata, donde apuntan a profundizar el calado de 28 a 32 pies.

Esta nueva etapa en el puerto bahiense se encuentra en fase de desarrollo, con 2 dragas de Jan De Nul de última generación posicionándose: “Pancho” de bandera nacional (a inyección de agua, muy eficaz para ese tipo de trabajos) y “Ortelius”, mundialmente conocida por haber sido construida según los máximos requisitos ambientales de la Unión Europea y de la Organización Marítima Internacional (OMI).

Capacidad

Este tipo de embarcaciones tienen capacidad de navegación completa y se utilizan para mantener las vías navegables, profundizar los canales que están amenazados de sedimentación, entre otras funciones. En este caso, la vía a dragar tiene una extensión de 97 kilómetros de longitud y 190 metros de ancho de solera y se caracteriza por el aporte constante de sedimentos, lo que requiere de trabajos de dragado permanente, tanto en el canal principal de acceso como en los sitios interiores.

El último dragado de proporciones de profundización en Bahía Blanca se había realizado en 2013, también por Jan De Nul, resultando una obra calve para el desarrollo del puerto. En esta ocasión, no sólo se está realizando un sobredragado en profundidad, sino que, en la zona del Canal del Toro, se trabajará en sobreanchos de 50 metros para mejorar la maniobra y soportar mejor, en el período de intercampañas, la sedimentación.

Estas obras permiten que los barcos salgan cargados a pleno durante un espacio mayor de tiempo y que lleguen buques de mayor porte, condición que justifica fletes lejanos, mejorando la competitividad del puerto.

Análisis

Asimismo, el Consorcio evalúa llevar la profundidad a 50 pies. Para ello, se iniciaron estudios para analizar el proyecto, incluyendo, la zona de Puerto Rosales y Puerto Galván, donde se prevé el ingreso de buques petroleros de gran tamaño.

A través de estas obras, Jan De Nul -mediante su subsidiaria local, Compañía Sud Americana de Dragados- aporta soluciones estratégicas, de calidad internacional, con tecnología de punta, que fomentan la sustentabilidad y su buque de bandera nacional operado por tripulación Argentina, mejorando la infraestructura local, para conectar Sudamérica con el mundo.