El comercio con Brasil volvió a registrar un superávit en mayo, el tercero consecutivo, y acumula en los primeros cinco meses un saldo positivo de US$ 58 millones.

En comparación con el mismo período de 2023, la reversión de la balanza comercial es llamativa, dado que para esta época el año pasado registraba un déficit acumulado de US$ 2482 millones.

De acuerdo con el informe mensual de la consultora Abeceb, la suma de importaciones y exportaciones alcanzó los US$ 2214 millones, lo que marcó una retracción del 28,1% anual en comparación con los US$ 3077 millones de igual mes del año pasado, “profundizando así su ritmo de caída respecto a bajas anuales de 14,5% en marzo y de 9,5% en abril”.

Proyecciones

“Para el resto de 2024, en un contexto de debilidad del nivel de actividad se espera que los niveles de importación se mantengan en niveles relativamente bajos en perspectiva histórica, efecto que dominaría por sobre la apreciación cambiaria derivada de un tipo de cambio oficial que se mueve por debajo de la inflación y de un real brasileño relativamente más depreciado”, indicó Abeceb.

Asimismo, agregaron que “tampoco se avizoran cambios durante 2024 en el Impuesto PAIS ni en el dólar blend de exportación. Un factor de rol ambiguo será el desempeño de la economía brasileña, que se espera que crezca 1,9% anual en 2024, desacelerando su crecimiento con respecto a 2023, pero mejorando perspectivas respecto a meses previos”.

“Esta desaceleración -continuaron- se explicaría principalmente por una desaceleración en el consumo privado pese al efecto rezagado de las bajas de tasas de 2023, y una merma en las exportaciones de soja ante las condiciones climáticas negativas en el sur del país. El año probablemente cierre con una balanza comercial bilateral relativamente equilibrada, con algunos meses puntuales de déficit bilateral (moderado) hacia fin de año, al compás de la tibia recuperación de la demanda interna”.

Desempeño del comercio

Las importaciones desde Brasil alcanzaron los US$ 1095 millones en mayo y se redujeron en un 42,7% interanual en comparación con mayo de 2023. Es el décimo mes consecutivo de caída interanual de las importaciones argentinas y la peor baja desde mayo de 2020 (-55% anual). En lo que va del año, las compras externas acumulan una baja del 33,1% interanual contra el mismo lapso de 2023.

Por el lado de las exportaciones argentinas a Brasil, alcanzaron los US$ 1119 millones en mayo, una caída del 3,9% interanual, marcando un contraste con las subas registradas en abril (+36,7% ia) y en marzo (+2,8% ia). En el acumulado del año, han mostrado una suba del 1,2% anual.

Desde la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, explicaron que “la baja interanual de las exportaciones de Argentina hacia Brasil registrada en mayo (3,9%) correspondió principalmente a la baja de vehículos automotores de pasajeros, motores de pistón y sus partes, productos residuales de petróleo y materiales relacionados, polímeros de etileno y leche, crema de leche y lácteos”.

Por su parte, señalaron que “la baja en importaciones argentinas (42,7%) se explicó principalmente por la baja de soja, partes y accesorios de vehículos automotores, vehículos automotores de pasajeros y fuel oil de petróleo o minerales bituminosos (excepto petróleo crudo)”.