fbpx

El proceso de selección del próximo Director General (DG) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) avanzó hoy otro casillero.

Tres de los 8 candidatos para suceder al brasileño Roberto Azevêdo comparecieron ante el Consejo General del organismo, en Ginebra: Jesús Seade Kuri (México), Ngozi Okonjo-Iweala (Nigeria), y Abdel-Hamid Mamdouh (Egipto).

Tal como estaba previsto –nada queda librado al azar en el organismo-, luego de la reunión con los miembros, a puertas cerradas, los postulantes ofrecieron una conferencia de prensa de media hora cada uno.

El calendario de las presentaciones de los 8 aspirantes a la DG se rige por el orden en el que los país presentaron las candidaturas, por lo que el político y economista mexicano Seade Kuri fue el encargado de inaugurar las sesiones.

Las cualidades del próximo DG

Tras resumir su experiencia como negociador (representó a su país en el proceso de creación de la OMC, ante el FMI y recientemente como negociador del T-MEC, el remozado Nafta), destacó su conocimiento práctico en el ámbito comercial.

“Desde su creación, la OMC ha tenido logros muy pequeños en cuanto a negociación se refiere, y ahora se suma el enorme desafío con el Órgano de Apelación (bloqueado por EE.UU desde finales del año pasado), más la falta de armonía a raíz del impacto del Covid-19 en el comercio. Estamos frente una seria crisis”, dijo antes de explicar que por todo eso es que México decidió presentar su postulación.

“Necesitamos avanzar. Dicen que el nuevo DG debe tener status político, visión y capacidad de liderazgo, y eso lo he logrado con mis más de 30 años de trabajo. Pero más allá de eso creo que se necesita un conocimiento profundo en la negociación, en examinar posibilidades para desbloquear las cosas”, añadió.

Insistió en la idea de que, si bien es fundamental tener nivel político, capacidad para hablar con ministros y negociadores, moverse en esos terrenos con soltura y autoridad, al mismo tiempo es necesario tener profundidad en el tema comercial.

Sacar a la OMC del pozo

“Ahora no se necesita un DG ausente, que solo diga: esto es negociaciones entre miembros. Claro que es entre miembros y hay que ser respetuoso, pero hay que ser participativo y entrar en las discusiones”, comentó.

Al ser consultado respecto de la importancia de que el próximo DG cuente con el apoyo político de los grandes países, como EE.UU., respondió: “El apoyo político que hace falta es para sacar a la OMC del pozo, más que para apoyar a algún candidato en particular. Me he comunicado con distintas delegaciones, como lo hacen todos los candidatos, y en general mi candidatura es bien recibida”.

¿Y respecto de los eventuales apoyos a su postulación? “Países que hayan anunciado que apoyen mi candidatura… es muy temprano. Hay una media docena que lo han hecho, y lo agradezco. El único que voy a mencionar es al Presidente de Argentina: él mismo sacó un tweet muy generoso, hablando muy bien de esta candidatura y lo agradezco mucho. Ha habido otros países en América latina (mencionó luego el caso de Bolivia) y Central… He hablado mucho con países europeos, asiáticos, africanos. En general creo que hay muy buena comunicación, pero lo más importante es que se dé el apoyo político de los países cuando necesitemos empezar a solucionar los problemas, y eso es lo que no ha habido. Ahí es donde creo que suma mi experiencia: me he manejado a nivel político en todas las regiones por eso espero poder contribuir de manera decisiva a despertar ese apoyo que se ha perdido en esta organización en los últimos 26 años”, sostuvo.

Jesús Seade Kuri, candidato a la DG de la OMC por México.

Reglas no escritas

Durante la conferencia de prensa, que se realizó con periodistas en la sede de la OMC y otros que se sumaron de modo virtual, Seade Kuri apuntó a desestimar uno de los argumentos con los que se cuestiona su postulación: la representación regional.

Quienes conocen el funcionamiento de la organización admiten que aunque no hay regla escrita en ese sentido, la idea es que exista una rotación geográfica entre quienes ocupen el sillón principal.

Ante la salida anticipada del brasileño, el mexicano insistió con que no se presenta como un candidato latinoamericano. “Ofrezco una perspectiva multilateral, no mi pasaporte”, enfatizó.

Refundar la organización

Luego de Seade Kuri fue el turno de Ngozi Okonjo-Iweala, economista y la primera mujer ministra de Finanzas de Nigeria.

“El comercio es muy importante para el siglo XXI, para lograr prosperidad y crecimiento sostenible”, dijo antes de mencionar que hoy es clave refundar la OMC para que sea la organización que los nuevos tiempos necesitan.

Ngozi Okonjo-Iweala, postulante de Nigeria para la Dirección General de la OMC.

Cuando le preguntaron sobre el hecho de que Africa no haya logrado el apoyo consensuado para presentar un candidato único, dijo que no cree que eso sea un signo de división, sino más bien que considera que es un orgullo que su continente pueda ofrecer tres buenos candidatos (además de Nigeria, Egipto y Kenia presentaron candidatos).

“El DG no tiene autoridad directa para decidir, pero sí la posibilidad de influir y esa influencia puede ser proactiva. Esa es la clase de DG que seré si soy elegida”, dijo la nigeriana.

Mensaje para el presidente de EE.UU.

“¿Qué le diría al presidente de EE.UU. si fuera elegida? Le hablaría de por qué es importante la OMC, le diría que gracias al sistema multilateral hemos tenido prosperidad y sacado a millones de personas de la pobreza; y que allí donde el sistema falló es donde hay que repararlo para hacerlo más inclusivo y beneficiar a más gente. Este no es el momento de dejar la OMC. Necesitamos una institución que pueda promover reglas. Queremos paz, seguridad y estabilidad  y es para eso que necesitamos a la OMC, con su habilidad para administrar las disputas. Le diría: No se vaya, quédese y arreglemos lo que hay que arreglar. Si no tuviéramos la OMC habría que inventarla”, comentó.

“Es hora de que la OMC tenga a una mujer como DG.” Ese ha sido otro de los argumentos más escuchados en las últimas semanas, cuando se mencionaba qué características debería tener el reemplazante de Azevêdo.

“Si fuera elegida eso no sólo implicaría una señal para las mujeres de mi país, sino para las de todo el mundo. Eso significaría: el mundo está listo y las mujeres podemos hacerlo. La organización no ha tenido a una mujer ni a un africano como DG. Pero insisto, se debe elegir a la persona indicada para ocupar el cargo por sus méritos. Si esa persona es una mujer, genial. Si es africana, genial. Pero elijan a quien quiere liderar”, sentenció.

El valor de la experiencia

La primera jornada se cerró con la presentación del candidato propuesto por Egipto, Abdel-Hamid Mamdouh.

“Lo que vengo a ofrecer es mi experiencia de 35 años en el sistema multilateral del comercio, comenzando como negociador por Egipto al inicio de la Ronda Uruguay del GATT, la más grande y fundamental reforma proyectada en el sistema multilateral que transformó al GATT en la OMC. Hay muchas experiencias y lecciones de ese proceso de reformas que vienen ahora a la memoria, cuando miro a la OMC y a los desafíos actuales y a la crisis existencial que afronta”, arrancó.

Abdel-Hamid Mamdouh, el candidato de Egipto para dirigir la OMC.

Dijo que durante la reunión con el Consejo General dio su punto de vista respecto de los motivos que llevaron a la OMC a la situación actual (habló del “desbalance crónico en los cimientos de las funciones vitales de la organización”) y que si bien todos hablan de la necesidad de reformar al organismo no explican qué tipo de reforma es la que necesita.

Reanimación

“Lo primero que haría (de resultar elegido DG), sería revivir las funciones negociadoras, la habilidad de la gente de sentarse alrededor de una mesa para hablar unos a otros y no sobre los otros, con menos emoción y politización, más conocimiento basado en los hechos, y más confianza”, agregó.

Al ser consultado respecto de cuál considera debería ser el rol de EE.UU y China en la nueva OMC, respondió: “Comprometerse, empezando porque la tensión bilateral entre ellos debería ser resuelta en la OMC. Esta organización debería ser vista como parte de la solución, no del problema. Algo que debemos tener presente es que, desde que creemos en el sistema multilateral –y pienso que EE.UU. y China lo hacen-, las tensiones bilaterales no sólo tienen efectos bilaterales. Y las soluciones bilaterales tienen ramificaciones también para el resto. Por definición, las soluciones bilaterales son más transaccionales y menos principistas, y más propensas a una sobrevida corta que algo sostenible en el tiempo. Les sugeriría que calmaran las tensiones políticas y las emociones, y vinieran a la OMC para ver cómo podemos manejar esas diferencias, al tiempo que comprometemos al resto de los miembros”.

Las audiencias continuarán mañana. De acuerdo con lo anunciado, será el turno de Tudor Ulianovschi (Moldavia), Yoo Myung-hee (Corea del Sur), y Amina Mohamed (Kenia).

El viernes cerrarán la ronda Mohammad Maziad Al-Tuwaijri (Arabia Saudí) y Liam Fox (Reino Unido).

Dejar un comentario