fbpx

En su reciente visita al Puerto Mar del Plata para anunciar fondos para avanzar con un plan de dragado, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, manifestó el compromiso que mantiene por desarrollar cada puerto de su territorio.

En tal sentido, acompañado por el ministro de Transporte, Mario Meoni, firmó un acuerdo para la creación de la Comisión Interjurisdiccional de Seguimiento e Implementación, cuyo objetivo principal es monitorear las cargas operadas en el sistema portuario, y considerar eventualmente su origen y qué nivel de canalización tienen con los puertos más cercanos.

No en vano el anuncio se hizo en Mar del Plata, unas de las terminales que más afectadas por la migración de exportaciones desde su área de influencia económica a otras terminales, contando aún con servicios regulares en sus muelles.

Propuesta

En este contexto, los directivos de Terminal de Contenedores 2 (Tc2), la empresa que opera la logística de los contenedores de comercio exterior en el puerto, presentó un nuevo proyecto al Consorcio Regional Portuario Mar del Plata para incrementar el movimiento de carga exportable y “detener la sangría de contenedores que viajan por la Autovía y salen por terminales del AMBA”, según indicaron en un comunicado.

En una reunión con el presidente del consorcio, Gabriel Felizia, los directores de Tc2, Emilio Bustamante y Alberto Ovejero, presentaron un borrador del proyecto para chartear un buque de portacontenedores y operarlo directamente desde el puerto local, “al servicio de la industria y la producción del puerto, la ciudad y la región”.

“Estamos evaluando distintas alternativas de barcos. Creemos que es la única alternativa para resolver el problema que tenemos con la pérdida de carga”, sostuvo Bustamante.

De acuerdo a datos oficiales de la Aduana Mar del Plata, el año pasado se escanearon 10.700 contenedores en las instalaciones que el organismo tiene en el puerto, pero sólo 2700 se exportaron por el puerto local. El resto viajó en camión por la Autovía para salir por Buenos Aires o Dock Sud.

Situación

Bustamante planteó lo sucedido en recaladas del buque de Maersk en los primeros 20 días de octubre: en Mar del Plata subieron al buque 250 TEU mientras que 450 TEU partieron en camión desde el puerto marplatense a los puertos metropolitanos.

“Y esto ocurre sólo en la industria pesquera. Hay otros sectores productivos que no exportan o importan porque son desalentados por las propias navieras, o despachantes de aduana o miembros de los propios departamentos de comercio exterior de las empresas. La logística de carga no la tienen que manejar las navieras”, manifestó Ovejero.

Felizia celebró la propuesta privada y manifestó que “si la carga se exporta por el mismo sitio donde se produce se resuelven problemas logísticos y se pueden bajar costos y ser más competitivos. En Mar del Plata no sólo hay pescado, a 60 kilómetros está McCain que mueve 6000 contenedores por año y van todos a Buenos Aires y Dock Sud, no a Mar del Plata”.