Javier Milei nombró a Pablo Piccirilli como subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante.

La primera conclusión de su nombramiento es que, a priori, no desaparece esta cartera a cargo de las diezmadas delegaciones regionales, los puertos y amarraderos, las vías navegables (si es que salen del control del actual concesionario, la AGP), los waivers y de todo tipo de concesiones y contrataciones del ámbito portuario y marítimo.

Fuentes consultadas del sector privado descuentan que el nombramiento llega influenciado por el núcleo del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, tal como sucedió con el interventor de la Administración General de Puertos (AGP), Gastón Benvenuto.

Hombre del ambiente

Pablo Piccirilli (LinkedIn)

Piccirilli, a diferencia de varios de sus predecesores, viene del ambiente: trabajó 11 años en el grupo chileno Ultramar, un holding de servicios integrales a los buques y las cargas, de la que depende Neltume Ports, la rama portuaria del grupo, controladora de Terminal Puerto Rosario (TPR), y accionista de Montecon, en Uruguay.

El actual subsecretario fue justamente country manager para la Argentina de ULOG, la división logística de Agencia Marítima Internacional (AMI), también perteneciente al grupo chileno Ultramar.

En 2010, se hizo cargo de la gerencia regional de la división Oil & Gas de ULOG, temática en la que luego se especializó íntegramente. Trabajó en Ultramar hasta 2018, desempeñándose al final de su carrera como director comercial de las gerencias de agenciamiento marítimo, chartering, logística nacional, freight forwarding, logística liner, Oil & Gas onshore y offshore, estiba y desarrollo de nuevos negocios.

Logística en Oil&Gas y minería

Luego se dedicó de lleno a la logística de carga proyecto y a los servicios para las industrias del petróleo, gas y la minería, en la compañía TB Cargo -donde tuvo a cargo la dirección comercial de las sucursales de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, España, México, Paraguay, Perú y Uruguay- y luego fundando su propia compañía, UNCO (Unconventionalog), especializada en la última milla petrolera.

Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Palermo, y con un Programa de Desarrollo Directivo a cuestas cursado en el IAE, Picirilli estará a cargo de una dependencia que perdió muchísima influencia y recursos con el paso de los años.

El background de Piccirilli invita a pensar en la posibilidad del desarrollo de una logística integral para dos vertientes exportadoras incipientes de la Argentina: el petróleo y gas no convencional de Vaca Muerta (y su abastecimiento) y el litio, cobre y el resto de los minerales cuya veta comercial está en ciernes.

Como en cada cambio de Administración, se abre una nueva esperanza a que este postergado sector tenga ahora políticas públicas definidas, estrategias para el despunte definitivo del intermodalismo, del cabotaje y de la logística en su conjunto. Es decir, un plan integral.