fbpx

Un informe internacional confirmó las dificultades que enfrenta el transporte terrestre de cargas producto de la pandemia, tal como viene advirtiendo la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

La Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU, en inglés) destacó que el sector, en la Argentina, se encuentra entre los más afectados del mundo por las restricciones a la circulación, la ruptura en las cadenas de suministro y el impacto general en la desaceleración de la economía.

La IRU relevó 78 economías para ver cómo el contexto afectó las finanzas de los operadores y sus ingresos, descubriendo que muchas empresas llegarona la quiebra producto de la situación.

“El transporte por ruta es un motor fundamental de toda la actividad económica y social, la recuperación general de la economía en países de todo el mundo está en peligro. De hecho, se prevé que sólo las pérdidas en el transporte de cargas a nivel mundial superarán los 550.000 millones de euros (US$ 629.224 millones) con un descenso del 18% en el volumen operado anualmente”, señala el trabajo, citado en un comunicado de Fadeeac.

“La situación en el mundo es crítica, pero en la Argentina es desesperante. A pesar de ser esenciales, la actividad por momentos cayó hasta un 70%, y si bien ahora la caída ronda alrededor de un 30%, nosotros proyectamos que además, al finalizar esta crisis, entre un 25% y 30% del sector podría desaparecer”, advirtieron desde Fadeeac.

Dejar un comentario