La Organización Mundial del Comercio (OMC) observó la necesidad de revisar las perspectivas de crecimiento del comercio y la producción globales para 2022 debido a los hechos que caracterizaron a la primera mitad de 2022: la invasión de Rusia a Ucrania, por un lado, y los aislamientos preventivos decididos por China en sus principales ciudades para evitar la expansión del covid-19.

De acuerdo con los datos arrojados por el último “Barómetros sobre el comercio de mercaderías”, la OMC concluyó en que ambos fenómenos están frenando el comercio mundial de mercancías durante el primer semestre de 2022. El valor actual de 99 es ligeramente inferior al valor de referencia del índice (100), que se compone de indicadores prospectivos en tiempo real, lo que indica que el comercio de mercancías sigue creciendo a un ritmo lento.

Las perspectivas más recientes mitigan el anterior optimismo demostrado en el barómetro de febrero, que indicaba que el comercio podría haber estado aproximándose a un punto de inflexión, con un crecimiento más sólido previsto para el futuro.

Motivos

“La mejora prevista podría haberse visto interrumpida por el conflicto en Ucrania, que comenzó a finales de febrero y dio lugar a acusados incrementos de los precios de los alimentos y la energía, lo que tendió a reducir los ingresos reales y disminuir el crecimiento económico. La imposición por China de importantes confinamientos para luchar contra un nuevo brote de Covid-19 ha perturbado aún más el comercio y la producción”, puntualizó la OMC.

El índice del barómetro podría haber ascendido por encima de la tendencia si algunos de los datos subyacentes en los índices componentes no hubieran descendido en marzo y abril. Los anteriores se nivelan para minimizar la influencia de los valores extremos, pero esto podría ocultar cambios súbitos en los últimos meses.

En su mayoría, los índices componentes del barómetro se encuentran cerca de su valor de base de 100 o por encima de él, por ejemplo, los pedidos de exportación (101,2), la producción de automóviles (101,5), el transporte aéreo de carga (99,9), los componentes electrónicos (103,8) y las materias primas (99,5).

Únicamente el transporte marítimo de contenedores sigue firmemente por debajo de la tendencia (95).

Revisión a la baja

Los datos no nivelados correspondientes a los pedidos de exportación y el transporte aéreo de carga pasaron de estar por encima de la tendencia en un período a situarse por debajo de la tendencia en el siguiente, lo que indica un descenso más acusado. “Si continúan la crisis de Ucrania y los confinamientos en China, su repercusión podrá observarse con mayor claridad en la siguiente publicación”, precisó la Organización.

En abril, la OMC previó un crecimiento del 3% del volumen de comercio mundial de mercancías en 2022, cifra inferior al 4,7% de crecimiento previsto en octubre. “La lectura del barómetro actual es en general coherente con la previsión de abril, pero las predicciones son menos seguras en este momento y deberán interpretarse con cautela”, advirtió el organismo.

Foto de portada: 中国新闻网 CC BY 3.0, Link/h6>