La Comisión Mixta del Paraná (Comip) y el Gobierno de Paraguay le pedirá al Congreso de Paraguay que avance en la declaración de una emergencia hidrológica en el río Paraná para acelerar las tareas de dragado.

“Creemos que esta solicitud de emergencia hidrológica va a ser respaldada por la Cámara de Diputados”, señalaron desde el Ministerio de Obras Públicas, tras argumentar que en el río Paraná, desde Ituzaingó hasta la confluencia con el río Paraguay, hay más de 10 puertos desde donde se exportan granos (generalmente soja), que necesitan obras urgentes de dragado para minimizar el impacto económico negativo de la falta de calado.

“Habitualmente, sacamos al mundo, desde el Paraná, entre 2 a 3 millones de toneladas de productos. Hoy hay más de 10 puertos privados que no pueden sacar nada, los silos están llenos e incluso los camiones están parados, no pueden descargar sus mercancías en los puertos”, explicó el director de la Marina Mercante, Patricio Ortega.

Conscientes de su condición mediterránea, Paraguay decidió hace años una política agresiva de incentivos fiscales para desarrollar su marina mercante y atender el crecimiento agropecuario del país. Hoy el país vecino cuenta con la tercera flota fluvial más importante del mundo, que realiza el 80% de su comercio exterior.

No obstante, la reciente crisis hidrológica supuso un desafío enorme para Paraguay que, ahora, sí necesita de fuertes inversiones en obras de dragado para poder movilizar sus exportaciones


Imagen de portada: Agencia IP