El Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU) se declaró en paro desde las 18 y por tiempo indeterminado. La medida afecta a los buques tanque que transportan hidrocarburos, productos químicos, contenedores y cargas generales, así como también a los barcos supply (que abastecen a las plataformas off shore) y a los remolcadores.

El cese total de actividades afecta a la totalidad de los buques cuyas empresas armadoras se encuentren agremiadas en las cámaras representadas por la Federación de Empresas Navieras Argentinas (FENA). La medida cuenta con el acompañamiento del Centro de Capitanes de Ultramar y Oficiales de la Marina Mercante.

Negativa paritaria

Según un comunicado difundido por el gremio que dirige Raúl Durdos, la medida responde a la negativa de FENA a llegar un acuerdo para la recomposición salarial de los trabajadores, en el marco de las negociaciones paritarias del período 2019-2020.

“Llegamos al cese de actividades por la intransigencia de la parte empresaria, y como hemos manifestado en otras oportunidades, no dudamos en tomar todas las medidas a nuestra disposición para defender a nuestros representados”, señaló Daniel Mereles, secretario adjunto del SOMU.

“No sólo han decidido no cumplir lo acordado, sino que también se niegan a seguir negociando, motivando la decisión de este Secretariado de llegar al paro total en las actividades”, agregó Mereles.

Marinería

El SOMU representa al personal embarcado que se desempeña en tareas de marinería. En el transporte marítimo, como en el aéreo, donde confluyen varios gremios, el cese de actividades de uno de los sindicatos paraliza la actividad, o bien por solidaridad de terceros gremios, o bien porque sin su concurso hay tareas críticas que no pueden realizarse.

La FENA es la institución de segundo grado que agrupa a la Asociación Cámara Argentina de Empresas Navieras y Armadoras (CAENA), la Cámara de Armadores de Bandera Argentina (CARBA), la Cámara Naviera Argentina (CNA) y la Cámara de Armadores y Remolcadores (CAR).

Dejar un comentario