fbpx

Tras registrar un incremento del 5,11% durante agosto, el índice de costos que elabora la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) acumula un alza del 16,4% en lo que va del año.

Los aumentos del combustible y las paritarias impulsaron los valores de agosto, que se transformó en el mes con el mayor incremento del año, de acuerdo con los datos relevados por el Departamento de Estudios Económicos y Costos de Fadeeac, sobre la base de los 11 rubros que más impactan en los costos de los transportistas.

“Si bien agosto registró el incremento más alto del año, a nivel interanual, el aumento de los costos fue del 32%, por debajo de lo que cerró el 2019 (47%) y el 2018 (61%, valor récord desde el 2002)”, indicó Fadeeac.

“Esta tendencia a la desaceleración –continuaron– también se evidencia en que los costos acumulados en lo que va del año (16,4%)”, y afirmaron que se mantendría así “de no producirse cambios abruptos en la política cambiaria o subas en el valor del Brent (petróleo) por encima de los 45 dólares”.

Evolución anual

Los incrementos en lo que va del año obedecen a subas en las patentes (57,9%), gastos generales (37,6%), personal (31,3%) y neumáticos (30,6%). Luego del incremento en agosto, combustibles aumenta ligeramente en el año (3,7%).

“Este aumento era esperable, dado que el combustible y el personal conforman más de dos tercios en la estructura de costos del sector y ambos rubros tuvieron incrementos relevantes”, contextualizó Martín Borbea Antelo, secretario general de Fadeeac.

“Es importante recordar que el transporte no es formador de precios: como cualquier actividad de servicios, necesita trasladar sus costos a las tarifas”, apuntó.

Por otro lado, advirtió que persisten las dificultades para trabajar y para mantener ininterrumpidas las cadenas logísticas. “Lamentablemente, seguimos con muchos problemas en las provincias a través de los distintos protocolos que cada gobernador o intendente quieren aplicar, a pesar de que ya existe un protocolo nacional. Esa falta de unificación en los criterios de control nos está complicando mucho la normal circulación del transporte”, señaló.