fbpx

De acuerdo con un relevamiento privado realizado por la consultora brasileña Datamar, se observa una mejora en las recaladas de los buques portacontenedores en los puertos brasileños, muchos de los cuales también tocan puertos en el Río de la Plata.

Según el informe, que registra sobre todo los blank sailings que afectaron las llamadas de los servicios marítimos internacionales en los puertos de Brasil, la suspensión de estos viajes registrados durante el pico de la pandemia dejaron de observarse “desde la segunda quincena de agosto y no se espera ninguna hasta noviembre como mínimo”.

Rutas afectadas

“Las principales rutas afectadas por estas medidas tomadas por las navieras durante la pandemia fueron el Lejano Oriente y la Costa Este de América del Sur, que registraron cuatro (tres en junio y uno en julio); y el Golfo de México (sur de Estados Unidos) / Caribe y Costa Este de Sudamérica, que también registró cuatro (tres en junio y uno en agosto). Las rutas de la Costa Oeste y Costa Este de América del Sur (julio) y África Occidental y Costa Este de América del Sur (agosto) tenían sólo una suspensión pronosticada durante el período de junio a noviembre”, señaló la consultora brasileña.

Respecto de las recaladas efectivas en puertos brasileños, Datamar informó que durante el tercer trimestre (julio a septiembre) “se registró un incremento del 2,16% con relación al segundo trimestre (abril, mayo y junio)”.

“En los primeros nueve meses del año –continuó– hubo sin embargo una reducción del 4% de las llegadas de buques (5229 en el período de enero a septiembre de 2019 y 5043 en el mismo período de 2020)”.


Fuente: Datamar