fbpx

Durante el tradicional Encuentro Argentino de Transporte Fluvial, que cada año reúne a toda la comunidad política, empresaria y gremial que gravita en los intereses sobre la hidrovía, la provincia de Santa Fe marcó su “territorio”.

Mientras el sistema de navegación troncal será sometido a un nuevo proceso licitatorio, a un nuevo encuadre institucional de gobernanza y a un satélite estatal de gestión de negocios, la provincia con mayor injerencia reclamó a tener “el mejor concesionario y operador internacional” para la hidrovía.

El organizador del encuentro y presidente del Instituto de Desarrollo Regional, Juan Carlos Venesia, inauguró la mesa virtual con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; el intendente de Rosario, Pablo Javkin; y el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Daniel Nasini.

Dos factores hoy marcan el paisaje del Paraná en particular y Rosario y las islas, en general: la profunda e histórica bajante del río, con su impacto comercial en el normal tránsito de buques y la delicada situación de las tomas de agua de las ciudades ribereñas, por un lado, y los incendios que se multiplicaron y afectaron importantes áreas de la zona.

Enhorabuena, la tradicional agenda del encuentro apuntaló como nunca antes la preocupación medioambiental el contenido, y “seteó” así también la agenda de la futura concesión con reforzados vectores de “sustentabilidad”.

Otras de las líneas transversales que atravesaron los contenidos del transporte fluvial y el dragado del río se volcaron hacia un renovado interés por el intermodalismo y por sistematizar esquemas de transportes sinérgicos: las obras de reactivación ferroviaria tuvieron fueron varias veces ponderadas y se notó la necesidad de que se continúe en esa línea.

Vocación federal

Perotti reafirmó en su discurso la “vocación federal” que tuvo el anuncio en agosto último, con la creación del Consejo Federal de la Hidrovía, compuesto por las 7 provincias ribereñas y, en relación con la concesión, señaló: “Aspiramos a que nos quede el mejor concesionario y operador a escala internacional por lo que significa la hidrovía”, dijo, y agregó: “Que lo que fue bueno siga siendo la base”.

Tanto Perotti como luego el jefe de Gabinete del Ministerio de Transporte, Abel De Manuele, apuraron aclaraciones respecto de la futura Agencia Federal de la Hidrovía, su estructura, sus costos y su ingerencia en la concesión.

“Conversamos con los gobernadores y queremos dejar en claro que se va a evitar cualquier desvirtuación del rol y participación de las provincias. Sin dudas el operador privado será quien realice las tareas. Queremos al mejor dragando y realizando las obras del pliego”, dijo Perotti.

“La idea es que sea un ente de control. Si las provincias tienen interés (está bien) que tengan funcionarios allí. No queremos que sea de alguien que no quiera controlar, o que lo use con argumentos de pensar en costos adicionales. Queremos cargar allí la vocación de desarrollo pleno de la hidrovía, de la combinación de modos, del aprovechamiento de cada provincia de expresar su potencial productivo con mejores fletes y que (éstos) lleguen a los productores”, dijo el Gobernador.

Transparente

Respecto del último punto, manifestó también la intención de “transparentar” la cadena: “Queremos dejar transparentada la situación de que cualquier mejora de precios (con la futura concesión) llegue al inicio o final de la cadena logística, que es el productor”, indicó Perotti, con intención al menos de dejar en claro políticamente que la disminución de los fletes planteada por el estudio privado elevado al Gobierno, del orden del 20%, lo puedan también percibir los productores en el precio de sus cosechas.

Perotti deslizó la posibilidad de una “prórroga” debido al corrimiento de los tiempos administrativos que provocó la pandemia. “Debemos resguardar y cuidar la obra de mayor impacto federal de los últimos 30 años”, concluyó Perotti.

El “muro” de la ponencia habilitaba comentarios y preguntas en simultáneo. Una de ellas preguntó, si la iniciativa es “federal”, por qué las otras provincias no están en el Consejo si también expresan su comercio exterior por la hidrovía, y por qué Nación tiene sólo una participación, en tanto única expresión realmente federal de la adminsitración nacional.