fbpx

Un déjà vu que enciende luces de alerta: el viernes, a última hora de Ginebra, la Organización Mundial del Comercio (OMC) comunicó que por decisión del Consejo General se cancelaba la 12ª Conferencia Ministerial (CM12) que debía comenzar el martes.

La medida se tomó luego de que un brote de una cepa especialmente contagiosa del virus del Covid-19 llevara a varios gobiernos a imponer restricciones de viajes que habrían impedido a muchos ministros llegar a Ginebra, explicaron desde el organismo.

Es la segunda vez que la pandemia obliga a posponer la CM12.

Originalmente, la reunión debía celebrarse en junio de 2020 en Nur-Sultan (Kazajstán). Ante la incertidumbre generada por la pandemia, y en tiempos en los que las vacunas para combatir el virus eran todavía cuestión de estudio, se decidió trasladar la reunión a Ginebra (aunque Kazajstán la presidiría y estaba previsto que el Presidente del país, Kassym-Jomart Tokayev, pronunciara un discurso de apertura de la Conferencia el 30 de noviembre).

Reunión de emergencia

El programa original estipulaba que la CM12 se desarrollara entre el martes y viernes próximos. Sin embargo, el anuncio de nuevas restricciones de viaje y requisitos de cuarentena en Suiza y otros países europeos llevó al Presidente del Consejo General, el embajador Dacio Castillo (Honduras), a convocar una reunión de emergencia de todos los miembros de la OMC para informarles de la situación.

“Dados estos desafortunados acontecimientos y la incertidumbre que provocan, no vemos otra alternativa que proponer el aplazamiento de la Conferencia Ministerial y volver a convocarla lo antes posible cuando las condiciones lo permitan”, dijo Castillo al Consejo General antes de comentar que confía en que los miembros aprecien plenamente la gravedad de la situación.

El Presidente del Consejo General de la OMC, embajador Dacio Castillo (Honduras), y la Directora General del organismo, Ngozi Okonjo-Iweala. Foto WTO.

Negociar cara a cara

Por su parte, la Directora General, Ngozi Okonjo-Iweala, explicó que las limitaciones de los viajes impedían a muchos ministros y delegados de alto nivel participar en las negociaciones cara a cara y que ello haría imposible la participación en igualdad de condiciones.

La DG comentó que muchas delegaciones opinan que reunirse virtualmente no ofrece el tipo de interacción necesaria para mantener negociaciones complejas sobre cuestiones políticamente delicadas.

“No ha sido una recomendación fácil de hacer, pero como Directora General, mi prioridad es la salud y la seguridad de todos los participantes en la CM12: ministros, delegados y sociedad civil. Es mejor errar por el lado de la precaución”, dijo, señalando que el aplazamiento seguiría manteniendo a la OMC en línea con la normativa suiza.

Apoyo unánime

Los miembros de la OMC apoyaron unánimemente las recomendaciones de la DG y del Presidente del Consejo General, y se comprometieron a seguir trabajando para reducir sus diferencias en temas clave como la respuesta de la OMC a la pandemia y las negociaciones para elaborar normas que reduzcan las subvenciones a la pesca perjudiciales.

La DG y el embajador Castillo instaron a las delegaciones a mantener el impulso negociador establecido en las últimas semanas.

“Esto no significa que las negociaciones deban detenerse. Al contrario, las delegaciones en Ginebra deberían estar plenamente capacitadas para cerrar el mayor número de brechas posible. Esta nueva variante nos recuerda una vez más la urgencia del trabajo que tenemos encomendado”, dijo Okonjo-Iweala.

De hecho, la DG comentó que había programado una serie de debates para este fin de semana con los embajadores y los negociadores visitantes y que pensaba seguir adelante con esas reuniones.

El temario

La decisión se tomó tan a último momento, que muchos funcionarios estaban en viaje a Suiza.

Todo estaba preparado para concretar el encuentro al punto de que, el miércoles, la Directora General Adjunta de la OMC, Anabel González, ofreció una conferencia de prensa a un grupo de periodistas para detallar los principales temas que se abordarían en la CM12.

La funcionaria explicó que la agenda se dividía en tres temáticas principales:

La mayoría de las cuestiones que se debaten al respecto están enmarcadas en las llamadas iniciativas de declaración conjunta, grupos de trabajo, diálogos informales o debates estructurados. Se trata de grupos que están abiertos a los 164 miembros de la OMC pero en los que solo participan aquellos que quieran y puedan comprometerse.

El abanico de temas en este primer grupo es tan amplio que contempla, desde la regulación nacional de servicios, la facilitación de la inversión y diferentes aspectos del comercio electrónico (protección del consumidor on line, firmas y contratos electrónicos, flujos de datos transfronterizos y la privacidad de los mismos), hasta facilitar la participación de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en el comercio mundial, abordar cuestiones relacionadas con comercio y género, y comercio y medioambiente.

  • Los temas referidos a la respuesta de la OMC a la pandemia y otras cuestiones que son objeto de negociaciones multilaterales. González explicó que la OMC está trabajando con un amplio abanico de partes interesadas y organizaciones relevantes para superar los obstáculos que impiden aumentar y diversificar la producción de vacunas con el objetivo de solucionar los cuellos de botella que se generan y garantizar un acceso equitativo a las mismas.

En carpeta

En ese sentido, aunque aclaró que aún no hay un texto unificado, los miembros trabajaban en una declaración ministerial que cubra áreas como transparencia y monitoreo, restricciones a la exportación, facilitación del comercio, cooperación entre las autoridades regulatorias y los aranceles, el papel del comercio de servicios, y la cooperación con otras organizaciones internacionales para alcanzar una recuperación inclusiva post pandemia.

Aquí también se encuentran grandes temas como las subvenciones a la pesca o las cuestiones relacionadas con la agricultura (el gran objetivo de las negociaciones es consensuar reformas de las políticas comerciales agrícolas que apunten a tener mercados de alimentos más justos, competitivos y resistentes a futuras crisis, dijo).

Pero ahora, y pese a todos los esfuerzos, todo seguirá siendo parte de buenas intenciones, porque aunque se siga avanzando en las negociaciones tal como pidió la DG, la CM12 ha sido suspendido sin fecha tentativa de reprogramación.